Historias interesantes


   


Las historias del pasado, se mezclan con risas, dudas pasajeras, deseos irresistibles, temores infundados, y súbita alegría. Aspiras su olor a fruta inédita. Tú cuerpo y una montaña de inusitadas alturas y los sábados son borbotones de besos, palabras, música y suspiros y no  queremos, ciegos, ver al otro lado de los malentendidos, reproches, acusaciones injustas y otra vez las mismas dudas, temores fundados y súbita tristeza. Un día se marchará como llego y entonces te sentirás perdido.

Sentirás que te falta el aire y apenas si tendrás fuerzas para alcanzar a ver la montaña desde tu ventana, una jauría d recuerdos devorara a dentelladas tu carne triste y no podrás defenderte. Encenderás el televisor y pasaras los canales como autómata y veras querrás en países remotos, asesinatos a sangre fría en las escuelas, clonaciones de vacas dementes, subastas de óvulos de artistas famosas y asaltos a mano armada. Y todo existe y nada te importa.

Te sentirás miserable y lamentaras con encono el día en que la conociste. Te sentirás perdido y la gente te aconsejara:

“tienes que salir un poco más los fines de semana”; “debes distraerte y no pensar más en ella”; “busca a tus amigos y cuéntales”, Cuando son ellos que han venido a contarme sus penas, y entonces ¿Cómo podrían consolarme aquellos que necesitan consuelo?, “consíguete otra novia”, como una copia, plagiada de un libro o filme, cuerpo ajeno para ser usado y luego descartado. Y querrás buscarle un final a esta historia que en el mejor de los casos terminara con su regreso y el arrepentimiento  y entonces le darás gracias a Dios de que la pesadilla termino. Pero no ha sido así porque ya te encuentras plagiando un filme en el que un hombre de ojos tristes empuña un revolver contra la sien.

Pero ya habrás decidido citarla en tu apartamento y ella vendrá de pura lastima a escuchar tus lamentos y ver tus ojos de perro mojado y entonces habrá un malentendido de lo que pudo haber sido y no fue, acerca de su egoísmo y saldrá a relucir el nombre odiado y la tomaras con tu mano izquierda por la muñeca y con la derecha empuñaras un cuchillo ordinario de cocina que ira no sabes como a parar en su vientre. Pero el final más realista y acaso por eso más deleznable y burdamente cotidiano sea el del sufrimiento no puedo vivir sin ti mientras bebemos hasta el cansancio y esperar que el tiempo lo cure o lo empeore todo.

Estas cosas te las habrán contado los amigos que has visto sufrir y vienen a verte porque creen que entiendes de amores frustrados porque escribes y entonces les ofreces gafas oscuras, cerveza y consuelo. Pero tampoco estas seguro de que te hayan contado esta historia, porque, al fin y al cabo, es posible que todo  haya sido más que un déjá lu, ese fenómeno sicológico que consiste en el presentimiento de que una situación ya ha sido leída en otro cuento, poema o novela de los tantos que vendrán a confundirse en la memoria.

De un escritor relatando una historia ya leída o vivida que comúnmente llamados Deja vú. Habla sobre las rupturas de parejas y las frustraciones que causan las mismas a consecuencia de los buenos y malos recuerdos. Me gustó mucho la historia, ya que habla de procesos por el cual todos los seres humanos pasamos al terminar una relación, incluso me atrevería a decir que me ha aclarado, me ha dado respuestas que nunca pudieron o pude darme.

  • Súbita: que se produce de pronto o sin preparación o aviso.
  • Inédita: se aplica a la obra que no ha sido publicada o dada a conocer al público.
  • Inusitada: no usada, poco frecuente.
  • Borbotones: erupción de un líquido de abajo hacia arriba formando burbujas.
  • Dentelladas: golpear unos dientes contra otros de forma muy seguida.
  • Autómata: espontaneo o con movimiento propio.
  • Encono: sentimiento de odio o enemistad muy arraigados contra alguien.
  • Deleznable: detestable, vil, despreciable.
  • Contiguo: que está al lado otra cosa.
  • Difuminar: disminuir la claridad y exactitud de una cosa especialmente de un paisaje o una figura.

Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*