La Ópera de Sidney en Australia


   


Casi todos los países de primer mundo poseen una obra arquitectónica que los identifica y a Austria la identifica la Ópera de Sidney.

Este complejo artístico se encuentra en la ciudad de Sidney en el estado de Nueva Gales del Sur. La Ópera de Sídney o Sydney Opera House fue diseñada por el laureado arquitecto danés ganador del premio Pritzker de arquitectura en el 2003, el famoso Jørn Utzon. La Ópera de Sidney es una obra de arquitectura moderna considerada como uno de los edificios más distintivos del siglo XX y hasta fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el 2007.

El proyecto de Jørn Utzon fue el ganador del concurso internacional que buscaba el diseño para la ópera de Sidney. Diseñado en 1957 e inaugurado en octubre de 1973 el Sydney Opera House es símbolo de Austria. El costo de esta imponente obra fue de 102 millones de dólares.

En este edificio se realizan conciertos, teatros, exposiciones de ballet y ópera. El Sydney Opera House es fruto del trabajo conjunto entre la arquitectura, la ingeniería moderna y la acústica. El lenguaje arquitectónico empleado por Jørn Utzon es el expresionismo con formas inspiradas en los veleros y en la geografía de la península. El proyecto para el diseño de la Ópera de Sidney se basa en cáscaras que se unen a una base común sobre un podio. Estas cáscaras parecen flotar cuando se las ve desde la distancia.

La Ópera de Sidney posee tres sectores principales un Salón de Conciertos, el Teatro de la Ópera y un salón más reducido donde se encuentra el Restaurante Bennelong teniendo en total una capacidad para 7000 personas. El podio del complejo artístico de Sidney ocupa 1.8 hectáreas y se encuentra entre 8 y 15 metros sobre el nivel del mar. El sistema estructural del edificio es el hormigón armado, con grandes paredes de vidrio y un gran uso de mosaicos. El interior del edificio fue aislado acústicamente para que los salones no s perturben entre sí.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario