La primera ciudad virreinal



En 1510 llegó Diego Colón, hijo de Cristóbal, con título de virrey y Gobernador de las Indias. Vino acompañado de su corte, con lo cual Santo Domingo se convirtió en la sede del primer virreinato en América. Fue el punto culminante en la fama de Santo Domingo como lugar de alto nivel de vida, donde la constante afluencia de barcos traía consigo bienes materiales, conquistadores, alarifes y maestros de la mejor calidad.

En pocos años la ciudad es escenario de edificaciones sólidas, construidas en piedra y llenas de detalles arquitectónicos tardogóticos, de estructuras románicas y fachadas renacentistas. Cientos de vecinos edificaron sus propiedades en un proceso acelerado, junto a obras civiles para sede de las primeras instituciones administrativas, municipales y religiosas.

A partir de 1511 se construyó la Real Audiencia, la Capitanía General, el Ayuntamiento, el Hospital San Nicolás de Bari, las sedes conventuales de las órdenes Religiosas (Franciscanos, Dominicos y Mercedarios), la mayoría de los templos católicos, las Atarazanas Reales, la Universidad Santo Tomás de Aquino, de 1538, una de las Primacías de América, las Alcantarillas.

Quedaron definidos los espacios urbanos de las plazas, se fortaleció el puerto y la fortaleza o Castillo de la Fuerza, todo junto a cientos de viviendas que exhibían orgullosas sus escudos nobiliarios. En 1514 se colocó la primera piedra para la construcción de la Catedral, impulsada por el obispo Alejandro Geraldini en 1519 y culminada en 1540. Santo Domingo era entonces exaltada por cronistas y admirada por los numerosos visitantes que contribuyeron a su buena fama de ciudad virreinal de gran calidad ambiental y dinamismo constructivo.    Gracias a Sergio Carlos de la Rosa por colaborarnos este artículo para ser publicado en ARQHYS.com.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2011, 07. La primera ciudad virreinal. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/la-primera-ciudad-virreinal.html.