Mesada de cocina con laminado plástico



Entre las tantas opciones diferentes que tenemos al elegir una mesada para la cocina, el laminado plástico es uno de los que más ventajas nos ofrece.

Quizás al decir “laminado plástico” no sabes muy bien de lo que estamos hablando, pero cuando lo llamamos por su nombre más popular:  formica, entonces seguro si compartes con nosotros la idea de que es el material más recomendado para mesadas de cocina.
Mesada de cocina con laminado plastico

Por si todavía tienes algunas dudas al momento de tomar la decisión, déjanos recordarte todos los beneficios que nos ofrecen las mesadas de cocina con laminado plástico y también algunas desventajas ya que como todos también tiene sus puntos negativos y es bueno conocerlos.

En cuestiones prácticas, una mesada de cocina de laminado plástico es fácil de instalar lo que ya nos ahorra cientos de problemas e inconvenientes. Pero además, esta es una mesada de fácil limpieza, otro gran beneficio y mucho más cuando se trata de cocinas ya que en esta estancia la higiene es un tema fundamental para el bienestar de nuestra familia.

Pero lo mejor que tienen estas mesadas de laminado plástico, o formica, es que no dejan de lado el diseño.
En el mercado podremos encontrar una amplia variedad de colores, texturas y hasta estampados con los que podremos no solo disfrutar de una cocina cómoda y funcional, sino también una cocina de diseño totalmente atractivo y moderno.

Y además, también tenemos que destacar que las mesadas laminadas tienen precios mucho más económicos en comparación a mesadas de otros materiales, por lo que con un bajo presupuesto podemos decorar nuestra cocina con una mesada totalmente práctica y con diseño vanguardista. Hasta aquí todos eran puntos a favor, pero las mesadas de cocina laminadas tienen como desventaja su baja resistencia.


Al estar recubiertas por un laminado plástico, que es lo que le da toda su belleza, no son nada resistentes al calor por lo que debes poner cuidado de no apoyar sobre ella ollas u otros elementos recién retirados del fuego ya que producirías quemaduras irreversibles. Estas mesadas también son muy vulnerables a las ralladuras, siendo que su diseño no dura intacto por mucho tiempo sino se le dedica los cuidados necesarios.

Además, reparar las mesadas laminadas no es posible lo que significa toda otra desventaja ya que en caso de que estas sufran cortes o quemaduras que dañen toda su belleza estética o que las dejen inútiles en nuestra cocina, entonces la única solución será el reemplazo por otra nueva siendo que no podremos repararlas.

Bonitas, de fácil limpieza y fácil instalación; pero poco resistentes, requieren de mucho cuidado e imposible de reparar. Así son las mesadas de cocina con laminado plástico. Las ventajas y las desventajas están equilibradas por lo que la decisión es de cada persona. Es cierto que con poco presupuesto – sus precios bajos son otra ventaja – podremos tener una hermosa mesada para nuestra cocina pero ¿Vale la pena por tan poca resistencia? Eres tu quien debe decidirlo. ¡Cuéntanos que has elegido!

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2013, 05. Mesada de cocina con laminado plástico. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/mesada-de-cocina-con-laminado-plastico.html.




Un comentario

  1. MARIA EVA HERRERA says:

    ME INTERESARIA PODER IR A VER ME PODES MANDAR DIRECCION Y TELEFONO????????..GRACIAS