Pisos de ladrillo para el jardín


   


Sin mucha introducción, hoy queremos tratar el tema de los pisos de ladrillo en el jardín. Por tratarse de un material natural, el ladrillo como revestimiento de piso es encantador e ideal para jardines rústicos – campestres.

Vamos a enseñarte dos técnicas para construir un piso de ladrillo:

Construir piso de ladrillo.

Para poder construir un piso de ladrillo necesitaremos, primero, crear un cajón que recuadre todo el espacio a cubrir. Puedes utilizar las paredes de la casa, algún muro del jardín o bien, crear los lados del cajón con una hilera de ladrillos sobre una capa de cemento.

Una vez que esto este terminado, seguiremos aplicando la primer capa de arena. Utilizaremos arena gruesa para que el piso tenga una base más firme, solo debes volcar un poco de ella sobre el cajón y esparcirla. Luego humedécela con muy poco agua y utiliza un compactador – o más conocido como pata pata – para pisar la arena.
Hecha una segunda capa de arena y repite estos mismos pasos.

Ahora necesitaremos de tablas de madera para poder dividir el cajón en 3 partes. Utiliza estacas y clavos pequeños para mantener las tablas fijas en su lugar y un nivel de burbuja para asegurarte que se encuentren bien alineadas. Ten en cuenta que, el alto de las tablas será el que cubriremos con la arena fina y sobre ella recién se colocaran los ladrillos.

Rellena todo con arena fina esparciéndola bien a cada esquina del cajón. Utilizaremos otra vez el compactador o pata  pata para aprisionarla y que quede al nivel de las maderas. Si todavía sobra arena más allá del alto de ellas, retira este sobrante y aprisiona con el compactador. El suelo ya esta preparado para cubrir, ahora si empezaremos a poner ladrillos. Estos se colocaran de una forma particular pero sencilla, debes colocar 2 ladrillos en horizontal y otros 2 intercalados en vertical.   Para crear una separación entre ladrillo y ladrillo puedes utilizar una hoja de aluminio de manera que no se generen separaciones demasiado abiertas, ni tampoco los ladrillos se toquen uno con otro.

Por ahora solo completaremos uno de las divisiones del cajón. Cuando este terminada, vuelca sobre ellas otra capa de arena fina para rellenar las separaciones. Fíjate bien que entre por las rendijas que se han creado y las rellene. Toma una escoba suave y barre todos los excesos de arena que quedan sobre los ladrillos. Ahora si puedes continuar con el resto de las divisiones siguiendo el mismo proceso.  Para el final, solo debes tomar una manguera con agua y mojar bien los ladrillos para al secarse todo quede bien firme y compactado.

Construir piso de ladrillo falso.

Si todo el proceso de arriba te pareció demasiado difícil para ti o bien, el piso de tu jardín ya se encuentra revestido por concreto y no puedes removerlo, entonces tienes la alternativa de construir un piso de ladrillos falsos.  ¿Cómo seria esto? Es muy sencillo, solo necesitas de una pintura color ladrillo y un rodillo largo. Vuelca la pintura en un recipiente donde el rodillo quepa perfectamente y luego, sumérgelo allí para comenzar a pintar “ladrillos” en el piso.




Deja un comentario