Tipos de papeles para pared


   


El diseño del papel para pared no es lo único que debemos cuidar a la hora de elegir el empapelado para decorar nuestro hogar sino que, también, es importante elegir el tipo de papel para pared más adecuado para nuestros ambientes interiores.

¿Cómo saber cual es tipo de papel indicado? A continuación, describiremos las características de los tipos de papeles para pares más conocidos para que seas tu mismo quien pueda evaluar cual es el mejor en tu caso.

Papeles vinílicos para pared:

Los papeles vinílicos de pared se componen por una capa de papel y una lamina de plástico fina que cubre la primera capa para protegerla. Esto hace que sean impermeables y mucho más vistosos, logrando crear decoraciones modernas ideales para cualquier estancia de la casa. Decorar las paredes de las cocinas, los baños y las habitaciones húmedas con papeles vinílicos es posible ya que, al ser impermeables, no tienen ningún inconveniente de resistir al agua y al vapor.

Además, en las zonas como la cocina donde se necesita limpiar diariamente las paredes, estos papeles vinilos son perfectos porque al ser impermeable son fáciles de limpiar con  agua enjabonada.  Así también, los papeles vinílicos para pared son ideales para embellecer los dormitorios infantiles ya que el film evitara las ralladuras que ellos puedan causarle.

Papeles con relieve para pared:

Estos papeles con relieve, o también conocidos como papeles texturados, son una excelente opción para vestir ambientes con un estilo más elegante y distinguido ya que existen diferentes diseños y algunos de ellos son imitaciones de terciopelos y estucados. Estos papeles pueden ser lavables o no, dependiendo de si se encuentran cubiertos por la capa protectora por encima. Lo más recomendable es que si dispongan de ella, aun cuando se presenten con precios más costosos, ya que esto hará que sean más resistentes y duraderos ante cualquier agente negativo.  Una gran ventaja que ofrecen estos papeles con relieve para pared es que pueden ser pintados por encima, de manera que cuando nos aburramos de su diseño o creamos que es conveniente una renovación, no tenemos que reemplazar el papel texturado sino que basta solamente con una capa de pintura.

Papeles de pared clásico:

Estos papeles no poseen diseños demasiados atractivos, aunque aun así no pierden el encanto en la decoración. Por lo general, los diseños no presentan muchos colores y son figuras que se repiten gran cantidad de veces. Estos papeles de pared clásicos son los más económicos, pero por poca resistencia no es nada recomendable ya que en poco tiempo tendrás que renovarlo.  Por lo general estos papeles de pared clásico son papeles compuestos por una sola lámina donde se imprimen los diseños. Para adherirlo a la pared se utiliza un pegamento o cola especial y un cepillo, por lo que esto no es ningún problema ya que, literalmente, los papeles se pegan en la pared.

La desventaja es que al ser tan débiles se hace difícil poder mantenerlos en buen estado ya que la humedad, el vapor, el agua y las ralladuras iran dejando marcas imposibles de eliminar. Es verdad que algunos papeles de pared clásicos son aptos para lavar con una esponja húmeda, pero lo mejor es hacer una pequeña prueba en un trozo de papel aparte para evitar problemas mayores.




Deja un comentario