:: COMPONENTES DE UNA INSTALACIí“N HIDROSANITARIA | Historia de la arquitectura | Arquitectura & Construcción

 Rep. Dom. 

 

  Buscador:

INICIO

LINKS

CURSOS

TUTORIALES

AUTOCAD

TECNOLOGIA

BUSCADOR

  ArqHys Google

 
 

sábado 1 de septiembre de 2007

COMPONENTES DE UNA INSTALACIí“N HIDROSANITARIA.

Arqhys.com pone a su disposición las mejores noticias relacionadas con el fascinante mundo de la arquitectura, construcción, ingenierí­a civil, interiores y carreras a fines. Comparte tus conocimientos relacionados la arquitectura y construcción en general con los demás usuarios enviando tus noticias, ensayos y artí­culos de interés directamente desde nuestro panel de publicaciones.
 

COMPONENTES DE UNA INSTALACIí“N HIDROSANITARIA.

Una instalación hidrosanitaria comprende diversos elementos: acometida, dimensionamiento de los conductos a partir del caudal, es decir: longitud, diámetro y tipo de tuberí­a; selección de depósito, bombas, válvulas, grifos y material sanitario (lavabos, bidet, bañeras, etc.) y cualquier otro componente que forme parte en el montaje final de la instalación. La instalación interior de agua sanitaria en una vivienda den un edificio, se fundamenta por lo general en una tuberí­a que se une a la red del Ayuntamiento o empresa suministradora, un contador para medir el consumo de agua y, el agua a las diferentes viviendas, y ya en la vivienda se conecta a cada aparato consumidor que presta una función sanitaria.

Acometidas. Por acometida designamos a la tuberí­a que enlaza la instalación general interior del inmueble con la tuberí­a de la de de distribución. Es la parte de la instalación que, tomando el agua de las tuberí­as de servicio de los ayuntamientos o compañí­as de abastecimiento público, la llevan al interior de los edificios. Limitando conceptos podemos decir va desde el punto de toma en la red de distribución asta la llave de paso general. Las acometidas vienen impuestas por las compañí­as suministradoras que siguen las normas establecidas por los reglamentos de construcción los cuales indican la disposición de la acometida, los accesorios y demás detalles técnicos. La tuberí­a atravesará el muro de cerramiento del edificio por un orificio, de modo que el tubo quede suelto y permita la libre dilatación, y también deberá ser rejuntado de tal forma que a la vez el orificio quede impermeabilizado.

Disposición general de una acometida para abastecer de agua a un edificio.
La llave de la toma se encuentra colocada sobre la tuberí­a de la red de distribución y se abre el paso a la acometida. Su instalación es conveniente, porque permite hacer tomas en la red y maniobras en las acometidas, sin que la tuberí­a deje de estar en servicio. Por otro lado, la llave de registro estará situada sobre la acometida en la ví­a pública, junto al edificio. Se intercala en el ramal de acometida antes de llegar al terreno de la finca que se abastece, pues su misión más inmediata es la de cortar el paso de agua por la compañí­a suministradora y dejar sin servicio al usuario. La llave de registro, que puede ser de compuerta, va dispuesta en un hueco practicado en el terreno y acondicionado con la obra de albañilerí­a, recibiendo el nombre de arqueta. La cual deberá quedar enlucida y cubierta con una tapa registro de un material de resistencia adecuada, acoplado a su correspondiente marco, que se fijará ala obra. De quedar en calzada el registro será de hierro; la cara superior del registro quedará al mismo nivel de la acera o la calzada. La tuberí­a se montará empleando los enlaces a la rosca.
El enlace de salida del collarí­n o en su caso de llave de toma, será metálico con el objeto de que pueda absorber los esfuerzos a que dicha pieza queda sometida, y de un material resistente a la corrosión. Para el montaje de tuberí­as en zanjas de gran longitud se debe procurar colocarles serpenteantes de lado a lade de las citadas zanjas, en evitación de posibles tensiones por dilatación o deformación del terreno. La llave de paso se debe situar en la unión de la acometida con el tubo de alimentación, junto al umbral de la puerta en el interior del inmueble. Si fuera preciso, bajo la responsabilidad del propietario del inmueble. Esta llave de paso debe quedar alojada en una cámara impermeabilizada, y puede también disponerse en un cuarto de contadores cuando este se encuentre instalado junto al muro de cerramiento. Cuando la acometida acceda a un sótano de uso común después de atravesar el muro de cerramiento no existe la necesidad de colocarla en una cámara de alojamiento. Colaborado por: Raul MatoGrosso, para publicacion en www.arqhys.com
 

 

Arqhys Online:
 » Colaboradores
 » Anunciese
 » Enlazanos
SECCIONES
 » Home
 » Construccion
 » Rascacielos
 » Introducción
 » Historia I y II
 » Trabajos sobre...
 » Arquitectos
 » Monumentos
 » Iglesias
 » Articulos
 » Links amigas
 » Directorio Web
 » Publicar trabajos
 » Descargas
RECOMENDAMOS
TRABAJOS DE:
 » El concreto
 » El hormigón
 » El dibujo
 » El color
 » Historia I y II
 » Urbanismo
 » Espacio arq.
 » Color y pintura
 » Maquetas
 » Estructuras
 » Polí­metros
 » Cableado
 » Casas e hipotecas
 » Historia del arte
 » Antropometrí­a
 » Mas trabajos
DONACIONES

Quienes somos | Mapa web |Contacto

 

Copyright ArqHys®.Todos los derechos reservados. Condiciones de uso


   Servicios gratuitos:
   Mensajes a celulares
   Email Juegos gratis
   Chat de arquitectos
   Recomendamos
   Registro de dominios
   Casas
   Revistas y arquitectura