Una casita de juego para niños hecha con botellas recicladas


   


En decoraciones recicladas ya les hemos presentado muchísimas ideas, pero hoy queremos volver al tema con otra enfocada en la diversión y el entretenimiento de los más chicos de la casa.

Las botellas de plástico son demasiado contaminantes para el medio ambiente. Quizás no tomamos conciencia de esto cuando las arrojamos a la basura y peor aun, como muchos hacen, a la vía publica. Pero por otro lado, las botellas de plástico pueden reciclarse y formar parte de “obras de arte” que tienen un valor único por toda la creatividad que se ha depositado en ellas y la forma en la que se les da otro uso evitando que sigan afectando el planeta en el que vivimos.

Una casita de juego para niños hecha con botellas recicladas

La decoración de espacios interiores y exteriores es un muy buen ámbito para reciclar botellas. ¿Ideas? ¡Sobran! Nosotros ya les hemos dado varias de ellas, y lo mejor es que pueden utilizar esas botellas que tienen en casa en la creación de adornos y decorativos ahorrando también dinero en comprarlos.

Esta vez volvemos con una idea de decoración reciclada quizás un poco más compleja pero que será muy beneficiosa para quienes se animen a ella. Es una idea enfocada en los más pequeños de la casa y se trata de crear una casita de juego con botellas de plástico.

Los niños siempre sueñan con tener un refugio solo para ellos, donde los adultos no puedan entrar. Aun cuando son pequeños necesitan tener su espacio personal y no basta solo con su habitación. Es por eso que recurren a ideas como casitas en el árbol o tiendas de indio en su dormitorio. Pero aquí nosotros les presentamos una idea diferente y se trata de crear una casita de juego para niños con botellas recicladas.

Este es un proyecto que se llevo a cabo en una escuela, por lo que la cantidad de botellas que se necesitan para tal obra fueron conseguidas con más facilidad. Tú puedes preguntarte ¿Y donde conseguiré tantas botellas de plástico? Pero veras que si comienzas una recolección, las tendrás mucho antes de lo que piensas ¡Estas botellas están por todos lados!

Además, también puedes comprar botellas usadas – nunca nuevas porque entonces no estaríamos reciclando – siendo que se comercializan por precios muy económicos. Y luego, cuando ya tengamos todas las botellas que necesitamos (la cantidad depende del tamaño) podremos empezar a armar la casita para niños.

Tiene una forma básica muy sencilla, no hace falta dar un tutorial paso a paso para comprender como fue creada esta casita de juego para niños con botellas. Al estar realizada en botellas de plástico vacías es muy liviana por lo que no se recomienda adherirla al piso, sino dejar la posibilidad de moverla en caso de que algún día necesitemos o se nos ocurra cambiarla de lugar.

Para que los niños disfruten mejor de su nuevo refugio, te recomendamos cubrir el piso con una alfombra y agregar algunos cojines de modo que ellos no estén en contacto con el piso y además, haciendo que su casita de juegos se vea mucho más linda.




Deja un comentario