Agua caliente para tu vivienda



La distribución de agua caliente se efectúa del mismo modo que la de agua fría. La diferencia entre ambos radica en que, antes de ser distribuida, pasa por un elemento calefactor que eleva su temperatura.

Según la naturaleza y el combustible que utilice el calentador, se distinguen:

Calderas. Los combustibles más utilizados son gaseosos (butano, propano, gas natural) o líquidos (gasóleo)

Calentadores o termos eléctricos. El agua se calienta en un depósito mediante una resistencia: la capacidad del depósito determina la cantidad de agua caliente disponible.

LA INSTALACIÓN DE LA CALEFACCIÓN. La instalación de calefacción es un conjunto de elementos que sirve para aumentar la temperatura ambiente de un espacio determinado. La diferencia con un sistema de climatización es que este último también regula el grado de humedad de ese espacio.


Atendiendo a la localización, las instalaciones de calefacción se dividen en:

– Individuales o unitarias.  Cada vivienda tiene una fuente de calor y una instalación autónoma.

– Centralizadas o colectivas  Un  edificio o un conjunto de viviendas disponen de una fuente de calor común.

Sistema convencional de calefacción. Es el sistema empleado en la mayoría de las viviendas y consta de los siguientes elementos:

Generador. Elemento que produce el calor que va a ser utilizado posteriormente. En este sistema de calefacción se emplea la caldera, en la que se quema un combustible (puede ser gas natural o gas ciudad y si es líquido, gasóleo)  que transmite la energía de su combustión a un fluido caloportador (agua, aire caliente, vapor de agua o aceites térmicos)

Distribución del calor. Se realiza mediante un circuito cerrado formado por tuberías de acero o de cobre. La tubería de ida conduce el agua caliente a los diferentes emisores, y la de retorno lleva el agua enfriada de vuelta a la caldera.

Emisores. Elementos que ceden el calor producido en el generador y distribuido por la red de tuberías de la instalación. Estos elementos se llaman radiadores.

Elementos de seguridad, regulación y control. Estos elementos se encargan de regular, fundamentalmente, la presión y la temperatura.

Válvulas de seguridad. Evitan sobrepresiones que no puedan ser absorbidas por el depósito de expansión de la caldera.

Termostatos. Permiten mantener una determinada temperatura. Hay un termostato en la caldera para mantener la temperatura del agua de la caldera entre 60-90 ºC, y otros en los emisores que permiten mantener una determinada temperatura.

. Aparatos de control. Todas las calderas deben disponer de un termómetro, para controlar la temperatura del agua y de un medidor de la presión a la que esta se encuentra.

Otro sistema de calefacción: calefacción eléctrica. Otro sistema alternativo a la caldera es la calefacción eléctrica. La calefacción eléctrica utiliza la electricidad como forma de energía y se basa en la transformación de la energía eléctrica en calor.

Calefacción directa: calefactores.- Suelen tener forma de panel, cuya superficie es una resistencia eléctrica que transmite el calor directamente al aire del entorno. Tiene un termostato que regula de modo automático su funcionamiento.

Calefacción indirecta: termos eléctricos. Es idéntica a un sistema de calefacción convencional, en el que se sustituye la caldera de combustible por una caldera eléctrica. El agua se calienta en un depósito mediante una resistencia: la capacidad del depósito determina la cantidad de agua caliente disponible.

Calefacción por acumulación. Consta de unos elementos llamados acumuladores que almacenan el calor producido durante las horas nocturnas, en las que la electricidad es más barata, y lo desprenden a lo largo del día.

Calefacción por radiación. Consta de un hilo o cable radiante que recorre una gran parte de la superficie de suelos, techos y paredes y actúa como una fuente de calefacción de baja temperatura.

Calefacción por bomba de calor. La bomba de calor consiste en un sistema de bombeo de energía desde el exterior al interior del edificio. Está formada por un compresor, un condensador, una turbina y un evaporador, a través de los que circula un fluido que cambia de estado y es movido por el compresor. La bomba de calor también se puede usar como equipo de aire acondicionado si se incluye una válvula reversible que invierta las funciones del evaporador y del condensador.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2011, 07. Agua caliente para tu vivienda. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/agua-caliente.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto