Alvar Aalto y su arquitectura



La interpretación que da Aalto al espacio administrativo asume dos claras posturas, las cuales se desarrollan en periodos diferentes.

En una primera etapa, que va hasta finales de los años 50 y principios de los 60, se puede leer una clara influencia del Movimiento Moderno, mientras que a partir de la década de los años 60 su preocupación por el bienestar de la gente que labora en estos espacios es evidente.

No obstante, hay dos ejemplos durante esta primera etapa donde se aprecia un interés por mejorar el medio 97 Edificio Rautatalo.

El primero de ellos, ubicado en el centro de Helsinki, representó todo un reto en cuanto a la integración al entorno urbano ya que los propietarios, la federación finlandesa de ferreterías quería que la nueva edificación no atentara contra el edificio contiguo, construido por Eliel Saarinen a principios de la década de los años 20’s.

La propuesta inicial mostraba un especial interés por la iluminación natural, de manera que la luz entraba a través de un gran patio interior con 40 tragaluces tipo tronco-cónicos sobre tres niveles de graderías; pero dicha propuesta fue modificada, producto del criterio de los propietarios quienes consideraron que la pérdida de espacio útil era evidente, de ahí que sólo se dejaran dos de las tres galerías inicialmente diseñadas.


Este ejemplo manifiesta el interés del arquitecto por mejorar el ambiente de trabajo proporcionando un espacio más agradable, al integrar la luz en un espacio administrativo en un país donde el sol es muy valorado, Al penetrar en el espacio, la sensación es sobrecogedora, pues la luz irrumpe de una forma espectacular.

Esa misma sensación se buscó que fuera permanente, así unas lámparas se posicionaron sobre los tragaluces para que, a falta de luz natural, la artificial proporcionara el mismo efecto. En la Sede Finlandesa de Pensiones, el problema varió un poco en cuanto a las necesidades y al entorno.

El edificio no se situó en el centro urbano lo que habilitó el desarrollo de un esquema en horizontal. Aalto dividió las funciones ubicándolas en diversos volúmenes, para evitar lo que él llamaba “sensación de opresión” del típico edificio gigante de oficinas, lo cual permitió establecer un espacio más distribuido tanto en planta como en alzado.

Lo que resulta evidente en este nuevo ejemplo es la preocupación por el 99 Planta tipo del Rautatalo breve usuario. Al desarrollar el edificio en varios volúmenes horizontales lo que se intentaba en realidad era dar solución a tres problemas importantes.

En primer lugar, eliminar esa sensación de rigidez o de privación de los derechos y libertades que se observan en los edificios típicos de oficinas; por consiguiente, el esquema horizontal admitió manejar un aspecto diferente del 100 Instituto Nacional de Pensiones. breve espacio lo que sin duda revela una sensación distinta.

Quizás se pudo haber caído en fugas visuales por las largas perspectivas propias del esquema; no obstante, con el juego de volúmenes y niveles se pudo presentar un espacio más interesante.

En segundo lugar, Aalto busco dar solución tanto a la iluminación como a la ventilación por medios naturales, lo que el esquema facilitó ya que, por un lado, la 101 Segunda Planta del Instituto Nacional de Pensiones. breve estrechez de los volúmenes permitiría la entrada de luz al interior y, por otro, al Estudio de Casos Paradigma de la Edificación Administrativa 101 breve  abatirse las ventanas se proveería de ventilación. En este sentido, lo que se observa es una clara repulsa por los sistemas artificiales de control ambiental.

Hay un elemento que llama poderosamente la atención en estos ejemplos: el interés de la luz natural en la arquitectura administrativa de Aalto .

En los casos anteriormente citados, así como el proyecto de concurso para la “Sede de la BP” en Hamburgo (1964), el “Edificio Enso-Gutzeit” en Helsinki (1959-1962), la “Oficina Municipal de Electricidad de Helsinki” (1967-1973), entre otros, se observa una clara disposición por atraer, por permitir la incidencia de la luz natural lo más profunda posible.

Ello puede tener dos lecturas; por un lado el interés de mejorar el ambiente de trabajo en este tipo de edificaciones, o bien, la evidente tendencia natural de los países nórdicos en procurar la mayor cantidad de luz solar posible. En todo caso, la incorporación de la luz natural en estas construcciones contribuyó a mejorar los entornos laborales. El proyecto de concurso para la “British Petrolium”, en 1964, representa otro intento por mejorar las condiciones ambientales.

En él se planteaban soluciones para evitar la típica planta libre; se proponía entonces que la planta se dividiera, al igual que en la sede Finlandesa de Pensiones, en cuatro torres, para fomentar un espíritu de comunidad dentro de las diferentes unidades del complejo.

Cada unidad tenía iluminación natural por los cuatro costados y, por ende, ventilación; además, estaban Con esta clara tentativa de cambiar el esquema de los edificios administrativos, Aalto inicia una experimentación para crear más movimiento y romper así con la rigidez marcada por Mies Van der Rohe .

A tal fin, hace mayor énfasis en la habitabilidad del medio ambiente administrativo, humanizando y dando mayor riqueza al espacio, que se traduce en una nueva percepción del mismo, más agradable.

Asimismo, es evidente la preocupación que muestra Aalto en sus proyectos por mejorar las condiciones energéticas, sobre todo en lo que se refiere a la lumínica. Incluso en la térmica se pueden identificar algunos ejemplos donde las soluciones buscan prescindir de los sistemas convencionales. Gracias a Noelia Martinez por colaborarnos este artículo para ser publicado en ARQHYS.com

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2011, 07. Alvar Aalto y su arquitectura. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/alvar-aalto-y-su-arquitectura.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto