Arquitectura barroca francesa



Arquitectura barroca francesa

La arquitectura barroca francesa es sobre todo palaciega, y en cuanto a su exterior, de composición en general muy clásica.

Es costumbre denominar las varias etapas del barroco francés por el nombre de sus reyes, distinguiendo las de Luis XIII, Luis XIV, Regencia, Luis XV y Luis XVI. 

Durante el reinado de Luis VIII penetra la influencia de la arquitectura italiana preborrominesca.

Debido a las enseñanzas de las escuelas de escultura, pintura y arquitectura fundadas por Luis XIV, que vienen a intensificar el sentido de la medida tan propio de la escultura francesa y la influencia de las creaciones italianas menos borrominescas y mas monumentales, se forma el estilo de las grandes fachadas de la época de Luis XIV, de composición clara y de nobles proporciones.

El gran arquitecto de esta época es Jules Hardouin Mansart, autor de la elegante iglesia de los inválidos, cuya cúpula de doble tambor domina el conjunto.


Pero donde más sobresale es en el palacio de Versalles. Comenzando este palacio en 1661 por el arquitecto Luis Le Vau con el revestimiento de un pequeño pabellón de caza de tiempos de Luis XIII, es continuado después por Hardouin-Mansart, al cual se debe la gran fachada del jardín.

Con un gran patio opuesto en el centro del lado opuesto, la edificación se extiende a ambos lados, formando dos alas muy prolongadas.

El interior del palacio es una interminable sucesión de salones ricamente decorados, donde alternan tapices de la fabrica de los Gobelinos, con los cuadros, los espejos, los bronces dorados y los mármoles de colores. Dirigió toda esa decoración Carlos L. cuya obra maestra es el gran salón de los Espejos que da al frente al jardín.

Completa la construcción otras numerosas dependencias como son el teatro y la capilla, obra ésta también de Mansart, de esfera semicircular con tres naves sobre columnas y amplia tribuna corrida sobre los laterales. Alrededor del palacio se hallan otras pequeñas construcciones como las caballizas, el palacio Trianon, la gran Orangenie, los pabellones de marly, etc.

Si la arquitectura francesa presenta en el exterior escasas novedades esenciales respecto a la italiana, en la decoración interior su importancia es grande y su personalidad cada vez mayor.

La talla en madera, los yesos, la aplicaciones del bronce, las telas y los tapices que revisten las paredes donde comienzan las pinturas de los techos, responden al trazado general en el que el mobiliario es parte integrante de primer orden.

El estilo Luis XIV cuenta que un decorador de gran personalidad, llamado Berain, que en sus composiciones demuestra un gusto muy acusado por la ornamentación del tipo mixtilíneo y cuyas creaciones dejan sentir su influencia fuera del país. Con las naturales diferencias en la forma de los motivos ornamentales, traza grandes tableros de grutescos, de tradición renacentista. [Arq.Barroca Española] [Arq. Barroca francesa] [Arq. Barroca italiana]

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2016, 07. Arquitectura barroca francesa. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/arquitectura-barroca-francesa.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto