Arquitectura cretence



Arquitectura cretence

La cultura urbana cretense o minóica fue importante. Se desarrolló en la isla de Creta a lo largo del segundo milenio a.c y durante la primera mitad del primero. El palacio es su manifestación artística más importante. Las excavaciones del palacio de Cnossos ha puesto al descubierto una compleja edificación que permite hablar de laberinto. Se usa la columna y la cubierta adintelada plana.

Arquitectura en Creta

El arte del mundo de mundo minoico Los grandes palacios empezaron a construirse en las ciudades de Creta en el período minoico medio, época en que esto parece haber sido el centro más importante de la isla.

La cultura minoana se extendió en esa época a la grecia continental. Entonces creció la ciudad de Cnossos, situada en el norte de Creta y, por lo tanto más cerca del Peloponeso que las poblaciones de la costa meridonal.

A fines del minoico medio hubo terremotos que causaron grandes daño y destruyeron en parte el palacio de Cnossos.

Éste fue reconstruido en el periodo minoico creciente, en cuyo comienzo se sitúa la era de mayor esplendor cretense. Simultáneamente se edificaban los castillo de Micenas y de Tirinto, en que residieron jefes militares aqueos que, al principio, fueron vasallos de Creta.


Los cretenses dieron importancia principal a la columna en su arquitectura. No es imposible que motivos religiosos se hayan combinado con las razones estéticas y técnicas para que así fuera, pues se sabe que, justamente con el culto del hacha, existía en la isla un culto del pilar.

Cualquiera sea la causa los arquitectos de minos multiplicaron en los palacios las típicas columnas cretenses que eran de piedra o de madera fina, no muy altas, más anchas en la parte superior que en la base, y que se asentaban a menudo sobre muretes de ladrillo o canto rodado.

El anfiteatro de Cnossos, próximo al palacio real, es sin duda el edificio más antiguo de ese género que se conozca: allí se organizaron espectáculos de danza, torneos deportivos y las primeras corridas de toros de que tengamos noticia.

Los materiales principales fueron las piedras y el ladrillo colorado en hiladas que se alternaban con gruesas vigas de madera para dar mayor solidez a los edificios.

Magníficos palacios, de estilo uniforma y características muy semejantes se alzaron en diversos lugares de Creta.

El de Cnossos, en el cuál se descubren antiguas restauraciones y reconstrucciones fue residencia del Minos o soberano cretense desde el siglo XVIII a.c según opinión de algunos arqueólogos. Primitivamente estuvo fortificado, pero desde que el rey dominó a los príncipes deudales y fue único amo de la isla, hacia el siglo XVI a.c, las defensas fueron desmanteladas.

El palacio quedó rodeado de un simple muro irregular en el cual se abrían dos puertas. Exteriormente, su aspecto no ofrecía interés alguno pero, una vez traspuesta la entrada, debió de presentar perspectivas notables. No era una sola construcción maciza, sino un conjunto de cuerpos o pabellones distribuidos sobre una vasta superficie en torno de un patio centras, cuyas medidas dan una idea de la extensión total del monumento.

Dentro del recinto estaban los aposentos regios, el gineceo, salas de audiencia, capillas, departamentos reservados a los funcionarios, dependencias por la servidumbre y por la guardia, depósitos diversos en que almacenaban productos de exportación tales como el vino y el aceite de oliva, y también los talleres artísticos e industriales de la corona.

La arquitectura minoica no tenía la grandiosidad solemne de los templos egipcios ni en sombrío carácter militar de los palacios asirios. Todo el arte cretense era sencillo y amable y reflejaba en cierto modo una alegría de vivir.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2016, 07. Arquitectura cretence. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/arquitectura-cretense.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto