Arquitectura japonesa



Arquitectura Muromachi .

Durante el periodo Muromachi (1338-1573), llamado también periodo Ashikaga por ser este el nombre del clan militar gobernante, se operó un profundo cambio en la cultura japonesa.

El clan se hizo cargo del sogunado y volvió a instalar la sede del gobierno en la capital, en el distrito de Muromachi de Kioto, lo que significó el final de las tendencias populares del periodo Kamakura y la adopción de formas culturales de expresión más aristocráticas y elitistas.

El budismo Zen, la secta Ch’an, que según la tradición fue fundada en China en el siglo VI, por segunda vez se introdujo en el Japón, donde arraigó.

Una novedad importante de la época es la ceremonia del té, y el lugar donde se celebraba; su finalidad era pasar el tiempo con los amigos amantes de las artes, liberando la mente de las preocupaciones de la vida cotidiana tomando un té cuidadosamente preparado y servido con modales y gusto exquisitos en un precioso cuenco.

Se eligió para las casa de té la estética engañosamente simple de las viviendas rurales, dando preferencia a materiales naturales como los troncos con sus cortezas que formaban los muros exteriores y los tejidos de paja para los divisores interiores.


Arquitectura del período Edo

El palacio imperial Katsura combina elementos de la arquitectura clásica japonesa con replanteamientos innovadores. Todo el conjunto está rodeado de un bello jardín con senderos para pasear.

Santuario de Ise

En los santuarios sagrados de Ise Jingú, en la bahía de Ise, se conservan las antiguas tradiciones de la religión sintoísta.

El complejo principal consta de dos santuarios, cada uno de ellos rodeado por cuatro vallas de madera. El santuario imperial, está dedicado a Amaterasu Omikami, la diosa del sol, de la que según la tradición, desciende la familia imperial de Japón.

El santario exterior está dedicado a Toyouke Okami, diosa de la agricultura y las cosechas. En ambos, el recinto principal donde se encuentra el santuario propiamente dicho, se haya flanqueado por almacenes y viviendas de los guardianes y el clero.

El recinto sagrado velado al público, se demuele y se vuelve a levantar cada 20 años, alternando el lugar en que se reconstruye. Este proceso de renovación, que se viene realizando desde el años 690, permite que tres generaciones sucesivas de artesanos lleven a cabo las delicadas labores de carpintería en cada reconstrucción.

En este edificio se pueden observar la perfección en el detalle y la emocionante simplicidad tan admirada en la arquitectura japonesa.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2016, 07. Arquitectura japonesa. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/arquitectura-japonesa.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto