Saltar al contenido

Ejecucion de Estructuras Metalicas

Ejecución de Estructuras Metálicas.

Para llevar a cabo la construcción de una edificación en base a una estructura metálica el diseño de la misma debe constar en los planos técnicos entregados para el inicio de la ejecución, en los que se especificaran con alto grado de exactitud cada una de las características de la misma, como dimensiones y la descripción de los elementos que la componen. En estos planos también se especifican las dimensiones y distancias consideradas para los cimientos en el caso específico de la estructura a ejecutar, estos permiten la colocación correcta de los cimientos, que son los primeros elementos que se posicionan en obra, estos deben dejarse ya listos para recibir sobre ellos la estructura que se ejecutara disponiendo de los medios de unión apropiados entre ellos y la estructura dependiendo del sistema elegido.

Los demás detalles que deben ofrecer estos planos técnicos son los relacionados a el replanteo, y las especificaciones técnicas del tipo de acero, las marcas, el peso y el perfil de los elementos constituyentes de la estructura, con relación a las uniones debe especificar la disposición de las mismas y la forma de unión a utilizar, en el caso de uniones soldadas se especificaran la forma y dimensión de las mismas, el método usado, materiales y el orden en que serán ejecutadas, si la unión se realizara mediante tornillos lo detalles comprenderán el diámetro del hueco de tornillos y del mismo tornillo en sí, la case de tornillo que se usara y la forma en la que serán ejecutados.

Las tareas previas ya están realizadas, es hora de iniciar la ejecución de la estructura propiamente dicha, esta tarea se divide en dos fases, la fabricación en taller y el montaje en obra. Las estructuras metálicas son prefabricadas, no se fabrican in situ, o sea, en el lugar de la obra, si no que son previamente confeccionadas en taller y luego son trasladadas a la obra.

El proceso de fabricación inicia con la fase de Plantillaje donde se fabrican las plantillas a escala real en un material que no se deforme durante la manipulación de la misma, estas deben contener el numero asignado en los planos al elemento representado, así como las especificaciones del mismo. A esta le continua la fase de preparación, enderezado y conformación, en esta fase se obtienen las formas básicas para cada elemento, se preparan las superficies, se limpian, dejándolas aptas y listas para los posteriores pasos, en esta fase se llevan a cabo operaciones de enderezado, planeado, plegado o curvado dependiendo de la pieza, estas operaciones son recomendables realizarlas en frio, se emplean para ello prensas y rodillos, en caso de que no sean ejecutadas en frío deben considerarse que el calentamiento no debe ser efectuado de forma directa, sino que debe realizarse sin acelerarlo artificialmente, de ser posible es preferible realizarlo en horno o en su defecto fragua u hornillo.

Luego de que nuestros elementos poseen las formas básicas requeridas se procede a marcar los lugares en que se les realizarán perforaciones o cortes, definiendo esta actividad lo que es la fase de marcado de ejecución, concluida esta parte entonces se procede a realizar las perforaciones y cortes contemplados en los lugares que previamente han sido marcados para obtener la configuración definitiva de la pieza. Para llevar esta tarea a cabo es necesario auxiliarse de herramientas especiales de las cuales se permite el uso de sierras, disco, cizalla y maquinas de oxicorte.

Con las piezas listas, en taller se realiza un ensayo del armado de la estructura con la finalidad de que cada elemento se comporte de la forma prevista y se prueba su resistencia y su adecuado acoplamiento. Luego de esta paso las superficies vuelven a limpiarse y ser pintadas con un revestimiento rico en zinc de silicato de etilo con 70 a 75 µm de espesor, antes de ser entregados los elementos para ser montadas en obra. El último paso antes del traslado de las piezas para el montaje es la debida identificación de cada una de ellas imprimiendo en las mismas el número con el que son nombradas en los planos para su fácil identificación en el proceso de ensamblaje. Lo correspondiente es pasar a la segunda fase del proceso global de la ejecución, el montaje en obra, que se inicia con la confección del programa de montaje en el que se detallan cada una de las actividades del montaje, tiempo y orden designado para cada una, el equipo empleado para su ejecución, el personal responsable, y los controles y verificaciones que se entiendan necesarias para garantizar el correcto funcionamiento de la estructura.

Finalizada esta etapa inicia la de recepción, almacenamiento y manipulación, ya hemos mencionada varias veces que las piezas se rotulan de acuerdo a un número de identificación contemplado en los planos, pues el almacenaje de los elementos debe hacerse siguiendo este mismo patrón de orden, ya que esto facilita y agiliza el montaje posterior, es importante que durante esta fase se realice la reparación de cualquier desperfecto que pudiera haber sufrido alguna pieza durante el traslado.

Finalmente se procede al montaje, sobre los cimientos se colocan los pilares cuyas bases deberán ser acuñadas, luego son colocadas las vigas y se aploman y se alinean los pórticos, el espacio que queda entre las bases de los pilares y los cimientos se rellenan con cemento u hormigón, y se colocan todas las piezas de la forma en la que se concibió la estructura sin soldar ni atornillar de manera definitiva hasta que se compruebe que todo está tal como se indicó en los planos de la obra.

Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Portal de arquitectura Arqhys.com. Equipo de redacción profesional. (2012, 12). Ejecucion de Estructuras Metalicas. Escrito por: Arqhys Arquitectura. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arqhys.com/arquitectura/ejecucion-estructuras-metalicas.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto