Iglesia de Santa Sofía



Iglesia de Santa Sofía.

Santa Sofía se considera la obra mas grande y sagrada de la época Bizantina. Hoy en día esta visitada como museo por numerosos turistas que contemplan maravillados esta gran obra maestra.

Aya Sofía fue utilizada como iglesia durante 916 años, desde su construcción en el año 537 hasta el día de la conquista de Estambul en 1453.

Desde esa fecha hasta 1934, durante 481 años, se utilizó como mezquita. Después de pasar una restauración completa por orden de Mustafa Kemal Ataturk, fundador de la republica Turca, en febrero de 1935, fue inaugurada como museo.

Basílica Santa Sofía de Constantinopla.


Importancia histórica de la Iglesia de Santa Sofía.

La Iglesia de Santa Sofía, conocida como la Divina Sabiduría, es un homenaje realizado hacia la tercera persona de la Trinidad. Esta iglesia se considera como una de las obras más relevantes pertenecientes al arte bizantino.

Aya Sofía tiene una gran importancia en la historia de la arquitectura por ser la primera construcción de base cuadrada de este tamaño que esta cubierta por una cúpula central y dos pequeñas semicupulas.

En nuestros días Santa Sofía es la cuarta iglesia que tiene una área cubierta mas grande del mundo después de San Pablo en Londres, San Pedro en Roma y el Duomo en Milán. El nombre de Aya Sofía es uno de los tres títulos dedicados a Dios.


Estos tres títulos se describen como: Aya Sofía (sabiduría divina), Aya Irene (Santa Irene) (quietud, paz) y Aya Dinamis (poder sagrado).

La Iglesia de Santa Sofía, data del período comprendido entre los años 532 al 537, tiempo en que dominaba el mandato de Justiniano I en Constantinopla, la cual es la capital del Imperio bizantino, que actualmente conocemos como Estambul, en Turquía.

Sobre su construcción.

La iglesia se edificó sobre los restos de la primitiva basílica de Constantino, esta fue edificada en un período de cinco años, cuando estaba en mando el imperio de Justiniano por parte de los arquitectos griegos que mencionamos anteriormente.

Los cuales además de arquitectos eran matemáticos, los cuales basaban sus conocimientos geométricos a la materia sólida. El resultado fue una construcción, realmente destacada por el espacio, al paso del tiempo esta sufrió algunos cambios principalmente en el exterior por parte de los otomanos, los cuales añadieron torres, puntas y unos grandes contrafuertes.

La idea de dicha edificación era que la cúpula, pudiera sostenerse sólo por 4 arcos reforzados, por medio de contrafuertes, añadiendo otras semi cúpulas que sirvieran para desviar los empujes.

Historia de Santa Sofía.

El emperador Justiniano, que recuperó su trono después de la insurrección de Nika, entre los años 532-537, mandó construir la iglesia que se visita hoy en día…

El emperador bizantino Constantino, en el año 360, hizo construir en el centro de la ciudad, en el lugar donde hoy en día se encuentra Santa Sofía, una gran iglesia con el nombre de » Megale Ekklesia».

Sobre las ruinas de esta construcción de madera, que se quemó completamente durante un incendio el 20 de junio del 404, fue construida una nueva iglesia más grande y resistente entre los años 404-406 por el arquitecto Rufinos y fue inaugurada para el culto el 10 de octubre del 416.

El emperador bizantino Teodosio fue el mecenas de esta segunda iglesia, que constaba de tres naves en forma basílica.

Este edificio, del que pueden verse todavía los restos de su base, las escaleras y un friso decorado con relieves de ovejas justo delante del museo, fue prácticamente destruido por los opositores del emperador durante la insurrección de Nika (victoria) que empezó en enero del año 532.

Arquitectos encargados de su diseño y construcción.

Los arquitectos encargados del diseño y construcción de esta obra, fueron Antemio de Tralles e Isidoro de Mileto, los cuales idearon una planta con forma prácticamente cuadrada, la cual tiene una cúpula central sobre pechinas, que descansa en cuatro arcos, los cuales de apoyan a su vez so en columnas.

Tiene dos semi cúpulas, que cumplen la función de contrafuerte de la cúpula central, mientras que los muros abiertos, están protegidos a través de unos contrafuertes. Las paredes se encuentran recubiertas mosaicos bizantinos.

Por más de un milenio, esta construcción funcionaba como una iglesia cristiana, específicamente desde la fecha en que se construyó que fue en el año 537 hasta que los turcos conquistaron a Constantinopla en el año 1453, a partir de ese momento, fue transformada en mezquita.

En ella se refugiaban algunos pobladores, a causa de los ataques que sufría la ciudad en ese momento. A partir del año 1935, la iglesia de Santa Sofía, se convirtió en un museo.

 

Planta de la Iglesia de Santa Sofía.

Imagen de la Planta de la Iglesia de Santa Sofía.

La planta, tiene unas medidas de 77 x 71 metros. Mientras que su cúpula tiene una altura de 56.6 metros y su diámetro es de 31.87 metros.

Está apoyada sin tambor en 4 puntos y en sus alrededores posee un total de 40 contrafuertes, divididos por ventanas, lo cual causa un efecto que simula como si esta estuviera suspendida en el aire.

En el exterior se puede apreciar, su altura, bastante armónica en realidad.

En la época en que se realizó esta iglesia, su cúpula daba una centralización que no era igual que las basílicas de la era, sin embargo por las pechinas, el trabajo de traslación de los esfuerzos a las naves adyacentes y la manera en que se jugó con la luz, esta iglesia no rompía con el entorno.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Iglesia de Santa Sofía. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/arquitectura/iglesia-santa-sofia.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto