Iluminacion General



Iluminacion General. La iluminación de interiores puede realizarse con luz natural, luz artificial o ambas.

La iluminación natural es la luz solar, mientras   que la luz artificial, suele derivarse generalmente de la energía eléctrica en diversos tipos de lámparas. Por lo general la energía eléctrica de los ambientes en los edificios se produce mediante luminarias, que constan de una o más lámparas; un dispositivo en el que se montan dichas lámparas y otros componentes de suministro de energía eléctrica. Los dispositivos puede ser portátiles o estar montados en techos o paredes. Para satisfacer objetivos específicos de iluminación suelen emplearse uno o varios de los métodos que se indican a continuación.

Iluminación General. Esta consiste en una iluminación uniforme de un espacio o ambiente, a menudo con luz difusa. Este tipo de iluminación resulta útil para actividades generales y para reducir la luminancia relativa del entorno cuando se utiliza iluminación local en un área de trabajo.

Iluminación local o funcional. Consiste en aportar iluminación intensa a un área que es relativamente pequeña, en la que se efectúan tareas como la lectura, la escritura o uso de herramientas. Iluminación de acentuación. Este en realidad un tipo de iluminación local, aunque tiene como objetivo el de crear puntos focales que llamen la atención de los observadores.

Luz del dia para iluminar El uso de la iluminación natural o luz del día, si se compara con la artificial, conlleva la ventaja de que no consume energía eléctrica ni implica costos de operación. Sin embargo, la luz natural depende de la disponibilidad de ventanas y de la ausencia de objetos que obstruyan o impidan la entrada de la luz diurna y de la debilidad de ésta en días nublados y al atardecer y al amanecer. Cuando se precisa iluminar un edificio en tales condiciones, es imprescindible la luz artificial. Además, en los espacios muy separados de las ventanas, donde la luz natural no llega en forma adecuada, es preciso complementarla con la iluminación artificial, procurando generar una buena iluminación utilizando lámparas que se conocen en el argot constructivo como luz del día, existiendo lámparas incandescentes, y de gas como las de tipo fluorescente, siendo estas últimas las más utilizadas en interiores por su luminiscencia y costo de mantenimiento y de consumo de electricidad, para utilizar estas lámparas se deben considerar los siguientes aspectos:

•Vida útil (horas de funcionamiento) • Eficacia (lúmenes watt de potencia consumida) • Degradación del rendimiento lumínico (envejecimiento) • Tiempo de calentamiento (preparación)Tiempo de reencendido • Índice de efecto cromático y aceptabilidad de colores( grado de iluminación que afecta al color que se percibe en los objetos) • Voltajes y frecuencias de la electricidad para los cuales fueron diseñadas las lámparas • Ruido (balastro o reactor) • Temperatura ambiente (la del entorno) A continuación presentamos dos tablas comparativas de características de las lámparas para la iluminación general más frecuente Colaborado por Arq. Teodoro Escalante Bourne AUTOR: Arq. Teodoro Escalante Bourne


Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Iluminacion General. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/arquitectura/iluminacion-general.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto