Urbanismo romano



Urbanismo romanoUrbanismo romano.

La ubicación de Roma desde el principio propició una situación ideal para una ciudad, que llegaría a ser la capital de un gran imperio.

Los dos primeros grandes pueblos que dominaron este territorio fueron los etruscos por el norte y los griegos por el sur de Italia y en Sicilia. Existió gran influencia de la cultura griega sobre la Etrusca.

La ciudad romana estaba rodeada por una muralla y su trazado urbano se establecía con cierta regularidad, siguiendo el modelo etrusco y helenístico, en torno a las dos calles principales perpendiculares, el cardo y el decumanus.

En el lugar donde estas dos calles se unían se establecía el foro, donde se construían los edificios más importantes: la curia (para las asambleas del Senado), el pletorio, desde donde se gobernaba, etc.

El foro, en un principio, era un lugar comercial, pero fue progresivamente adquiriendo un carácter más noble y político, mientras que los foros comerciales se fueron desplazando a otros lugares de la ciudad.


Las puertas de entrada a la ciudad romana se encontraban en las salidas del cardo y del decumanus, pero también en otros puntos de la ciudad.

Solían estar flanqueadas por dos torres con estancias donde se situaba la guardia. También había estancias encima de los arcos de entrada. Normalmente tenían uno o dos vanos, cubiertos con bóvedas de cañón.

Se conservan especialmente bien la muralla de Tréveris y la de Colonia, cuya tipología es un poco distinta, con torres cuadradas, la puerta muy retraída y de tres vanos, el central mucho más amplio.

Complementos sobre el urbanismo.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Urbanismo romano. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/arquitectura/romano-urbanismo.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto