Partes ambientales de la arquitectura



¿Preexistencias Ambientales; Parte de la Arquitectura?

En la vida, estamos reconociendo lugares constantemente , así es como sabemos dónde estamos, donde hemos estado y a donde vamos.

Con la mayoría de esos miles de lugares, no interactuamos; los dejamos ahí, inalterados, a excepción del mismo reconocimiento, que puede ser fugaz y pasar casi inadvertido.

El siguiente paso significativo en nuestra relación con un lugar es que lo escojamos para usarlo con una finalidad concreta: la sombra de un árbol, para tomarnos un breve descanso durante una larga y ardua caminata; una cueva, la cima de una colina, como un lugar para vigilar el campo circundante; la parte mas umbrosa de un bosque misterioso , para llevar a cabo algún rito espiritual.

Si el reconocimiento de un lugar es compartido con otras personas, la memoria y el uso con el asociados adquieren la categoría de colectivos.

De este modo , los lugares adquieren significados muy variados:

  • prácticos,
  • sociales,
  • históricos,
  • míticos,
  • religiosos…
  • Reconocimiento,
  • memoria,
  • elección,
  • compartir con otros,
  • adquisición de significado:
  • todos esos fenómenos contribuyen a los procesos de la arquitectura.

Por supuesto, la arquitectura debe respaldarse en la construcción; la alteración física de un fragmento del mundo para realzar o reforzar su constitución en lugar.


La arquitectura es siempre deudora de las preexistencias; se basa en el reconocimiento de su potencial o de los problemas que plantean; conllevan, posiblemente, recordar sus asociaciones y significados; comprende la elección del emplazamiento , y compartir con otros.

Toda la arquitectura sobre la faz de la tierra depende, sobre todo , del terreno sobre el que se asienta, un hecho que tal vez tendemos a dar por sentado.

En un paisaje llano y carente de rasgos distintivos, la elección de un emplazamiento seguramente constituye una decisión arbitraria; aunque una vez establecido, sin embargo, no es descartable que el lugar actué como catalizador para otros lugares.

En cambio, la configuración irregular de un terreno, junto con los cursos de agua que lo atraviesan, el viento que sopla a su través y la cosas que crecen en el , todo ello bajo el influjo de sol, acostumbra a ser un lugar abandonado para la arquitectura. Trabajar con ellos, sacarles el máximo partido, modular sus efectos, potenciar su carácter, etc., son recursos que la arquitectura puede explotar.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Partes ambientales de la arquitectura. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/articulos/ambientales-partes.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto