Bañeras ¿Con patas o sin patas?



¿Qué elegir? ¿Bañeras con patas o sin patas? Las dos tienen sus encantos, las dos posen desventajas. Vamos a conocerlas un poco más para poder tomar la mejor decisión.

Al tener que comprar una nueva bañera para nuestro baño nos hemos encontrado con este dilema, si se lo puede llamar así, de no saber si escoger una bañera con patas o sin patas. Para que quede más claro de lo que estamos hablando déjanos comentarte que le llamamos  “patas” a los pies con los que se apoya la bañera, mientras que los diseños sin patas son aquellos diseños de línea recta que se colocan directo sobre el piso.
Bañeras ¿Con patas o sin patas 1

Quizás algunos de ustedes se siente identificado con este articulo porque también ha pasado o esta pasando por la misma situación. Nosotros queremos contarte las ventajas y desventajas que hemos encontrado de cada una de ellas, en las cuales nos basamos para tomar nuestra decisión que ha sido bastante acertada.

Creo que la principal diferencia entre ellas es el estilo. Tenemos que tener en cuenta el estilo de la decoración de nuestro baño para así poder escoger la que más se adapte a el. En el caso de las bañeras sin patas, estas son mucho más modernas y son perfectas para los estilos minimalistas por el hecho de que son diseños mucho más sencillos y de línea recta en su mayoría. Las bañeras con patas representan la elegancia y el lujo, pero por sus diseños complejos y detallados, son más elegidas para baños vintage o baños clásicos a los que se les quiera dar un toque distinguido.

Estas últimas como desventaja tienen su tamaño amplio que requiere de un baño espacioso. Una bañera con patas en un baño pequeño no solo que puede ser incomoda, sino que además recarga la vista estética haciendo que este luzca poco ordenado.

Bañeras ¿Con patas o sin patas 2


Las bañeras sin patas, en cambio, aun con sus diseños modernos y vanguardistas no pueden otorgar el lujo que si alcanzan las anteriores. No estamos despreciándolas, para nada, sino que es una minima desventaja que debemos destacar. Pero estas si son mucho más practicas por el hecho de que son más duraderas y de fácil limpieza.

Una bañera con patas requerirá de una limpieza muy dedicada tanto en el interior como en el exterior. Estas por lo general se encuentran fabricadas en cobre o al menos tienen sus pies en estos materiales metálicos fundidos, por lo que ellos necesitaran de un trabajo de mantenimiento para verse siempre brillantes y limpios. En cambio, una bañera sin pata de diseño simple es mucho más sencilla de mantener como nueva.

Las patas también pueden verse afectadas con el tiempo o el uso, por lo que podrían sufrir quebraduras o roturas, lo que nos obligaría a tener que reemplazarlas por nueva en caso de encontrar una pieza igual o por defecto, tener que comprar una bañera nueva. Algo que no pasa con las bañeras sin patas, simplemente porque su diseño no cuenta con ellas. Nosotros hemos elegido las bañeras sin patas porque era la más adecuada para nuestro baño moderno. Tu ¿Cuál elegirás?

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2013, 05. Bañeras ¿Con patas o sin patas?. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/baneras-con-patas-o-sin-patas.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto

Un comentario

  1. Virginia says:

    Donde puedo conseguir bañeras sin patas gracias