Baño turco para mi casa



Son muchas las personas que hoy día están optando por los baños turcos a la hora de buscar una forma de relajación y confort total, ya que estos llegan a generar grandes beneficios a la persona, que le ayudará a generar la perfecta relajación del cuerpo.

Estos  baños turcos combina a la perfección el calor húmedo, el calor seco, el masaje y el frio, los cuales son los elementos básicos y fundamentales que estos deben de ofrecer a sus usuarios,  los cuales le garantiza una perfecta limpieza y estimulación al cuerpo humano contribuyendo a la mejora de la salud.

La forma de tomar estos baños es muy fácil, lo primero que la persona debe de hacer es entrar en una sala caliente, donde el cuerpo rápidamente comenzará a sudar, cuando la acción del vapor se mantenga al nivel de la sudoración la persona entonces se deberá de limpiar con agua y jabón a través de un masaje relajante. Por último se toma un baño frio para que así el cuerpo retorne a su temperatura normal.

La temperatura de estos baños es inferior a la de un sauna en seco, la cual llega a oscilar entre los 25 y los 50 grados Celsius, lo cual llega a depender de la altura que este posea, y la humedad relativa del 99 por ciento, es por ello que en estos baños se suda mucho aunque en menos proporciones que la sauna finlandesa.  Lo mejor de estos baños es que el calor generado es este llega a acelerar las funciones metabólicas, aumentando la frecuencia cardiaca, la respiración y estimulando todo el sistema hormonal y nervioso.  El vapor producido en estos produce la dilatación de los poros en forma equilibrada creando así  una perfecta limpieza en la piel, garantizando al máximo la mayor suavidad de la piel.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2011, 08. Baño turco para mi casa. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/bano-turco-para-mi-casa.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto