Baños con dos lavabos



Si vives en una casa donde el baño se comparte, instalar dos lavabos es una de las soluciones más útiles para terminar con las largas esperas.

Como todo, los baños con dos lavabos tienen ventajas y desventajas. Para algunos es una propuesta que pone fin a la perdida de tiempo y permite compartir momentos mas íntimos con la familia y la pareja; mientras que otros rechazan rotundamente esta idea asegurando de que cada momento en el baño es personal y que la instalación de dos lavabos, además de terminar con las largas esperas,  también le pondría fin a su privacidad.
Baños con dos lavabos

Muchas mañanas habrás deseado tener dos lavabos en el baño para ahorra tiempo y no tener que esperar a que tu pareja tarde largos ratos maquillándose antes de salir al trabajo, para recién tu poder entrar al baño a afeitarte.
Lo mismo sucede en el caso de las mujeres, porque los hombres también dedican su tiempo a su estética y generalmente lo hacen frente al espejo del baño, quitándoles tiempo a ellas que necesitan de este elemento casi las 24 horas del día seguidas.

Pero ¿Y la privacidad? Este es un detallito muy personal. Quizás te sientas intimidado con la presencia de tu pareja mientras te acicalas, o tal vez eres de aquellos que piensa que no hay secretos entre ambos por lo que esta es una buena oportunidad para seguir compartiendo momentos juntos. Todo depende de tu personalidad, y por supuesto también de la persona con la que vayas a compartir el baño.

Los baños con dos lavabos son una propuesta que se recomienda mucho para las casas donde hay niños pequeños. Ellos necesitan de alguien que los instruya en la higiene diaria y que los cuide ya que el baño es una de las habitaciones menos segura para que ellos pasen tiempo solos. Al contar con dos lavabos podrían compartir el tiempo con mamá o papá y así dar lugar a una conexión más íntima entre ambos, aprendiendo de ellos y sintiéndose seguros.

En cuanto a diseño, los baños con dos lavabos se presentan en innumerables formas, tamaños y colores; básicamente existe uno ideal para cada estilo de baño. Desde diseños visualmente ligeros conformados por líneas rectas, mesadas de cristal y lavabos sobrepuestos a ellas; hasta otros más clásicos fabricados en madera resistente con lavabos encastrados y cajoneras en su base inferior para aprovechar el espacio que queda allí.


No hay duda de que con dos lavabos el baño multiplica su funcionalidad permitiendo también que cada persona tenga lugar para sus propios accesorios de higiene y objetos personales – por lo que tampoco la intimidad se ve tan quebrada -. Cada cual puede aprovechar una cajonera para guardar sus pertenencias y hasta tener su propia toalla. Por el tamaño del baño tampoco tienes que preocuparte, aun cuando podemos suponer que estos muebles con dos lavabos requieren de espacios amplios y abiertos, no es así. Actualmente podemos encontrar diseños que se adaptan sin mayores problemas a los baños pequeños y además, la opción de los muebles personalizados que siempre se hace presente.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2013, 05. Baños con dos lavabos. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/banos-con-dos-lavabos.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto