Saltar al contenido

Asoliamiento y construccion

Asoliamiento y construccion.

Correcta orientación Significa el lugar apropiado para cada local, en relación con el asoleamiento, vientos predominantes y vistas deseables. El principio de asoleamiento se define como: “El diseño de una casa para aprovechar los y protegerla del sol indeseable”. El proceso en su estudio es el siguiente: • Orientar la habitación para que el sol penetre cuando y donde se requiera • Proveer suficientes aberturas y superficies variadas para que el sol penetre en el grado deseado. •

Emplear en el exterior de la casa algún dispositivo (aleros, partesoles, plantas o árboles de hojas caducas) que impidan que el sol caliente la superficie del vidrio en las horas y épocas que el sol no es deseado. • Organizar los interiores de la casa para aprovechar los beneficios del sol que penetra en ellos. Existe un sinfín de reglas que fijan las bondades y defectos de cada orientación. Entre ellas hay que tomar en cuenta en ocasiones el emplazamiento en relación con las siluetas de las construcciones circundantes, pues, a menudo, estas llegan a producir efectos que contradicen las reglas. Es inútil considerar las ventajas de la orientación hacia el este, si a ese lado existe una pared medianera.

Se tratará de recibir el sol en invierno y eliminarlo en verano, aprovechando las diferencias en ángulos o altura que se registra en las distintas estaciones durante su recorrido. En este sentido la ubicación más conveniente es la que mira hacia el punto donde el sol culmina al mediodía (sur en el hemisferio norte), pues en verano recibe menos horas de sol que en invierno y con un ángulo de incidencia menor, en un lugar orientado hacia este rumbo, al ser los rayos solares más verticales, pueden evitarse en verano, durante las horas de mayor intensidad, con la construcción de porches, voladizos, aleros o partesoles horizontales, y en invierno, como el sol efectúa el recorrido más bajo, sus rayos alcanzarán a penetrar en los interiores, aún existiendo las citadas protecciones sobre las aberturas. Es conveniente que los partesoles horizontales se sitúen algo separados de la pared vertcal, con el fin de favorecer la circulación del aire.

Los frentes al este y al oeste reciben más horas de sol en verano que en invierno. Las aberturas que miran al este reciben los rayos del sol naciente hasta la mitad de la mañana en invierno y hasta cerca de mediodía en verano. Las habitaciones orientadas hacia ese punto son menos cálidas en verano que las expuestas al norte, pues el sol actúa menos tiempo y antes de haber calentado la atmósfera, y en invierno son templadas por el sol de la mañana que rompe el ambiente frío de la noche. En lo que respecta a los dormitorios, son indiscutibles los beneficios que representa orientarlos al este, en que el sol de la mañana penetra profundamente, y puede ventilarse y asolearse la habitación y ropa de las camas.

Las aberturas orientadas al oeste son castigadas por el sol de la tarde en verano de manera molesta, pues la reciben en la segunda mitad del día, cuando el ambiente ya está caldeado. En invierno, apenas reciben el sol en forma oblicua y el frío de la noche no es contrarrestado sino después de mediodía, y después de mediodía, enseguida lo sorprende de nuevo el frío nocturno. La orientación de los locales secundarios, cuartos de baño, circulaciones, escaleras, garajes, etc., no necesita ser tomada en cuenta. Ha de tratarse entonces de que no ocupen o afecten un lugar bien orientado, privado de sus beneficios a otros locales.

Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Portal de arquitectura Arqhys.com. Equipo de redacción profesional. (2012, 12). Asoliamiento y construccion. Escrito por: Arqhys Construcción. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arqhys.com/construccion/asoliamiento-construccion.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto