Saltar al contenido

Canalizaciones externas en instalaciones eléctricas

Canalizaciones externas en instalaciones eléctricas.

Para evitar que ocurran ciertos contratiempos, se sugiere que cuando se vaya a realizar la instalación de la electricidad de la vivienda se apliquen las canalizaciones externas que se han creadas para este fin y en la actualidad se pueden encontrar en distinto estilos, los cuales se adecuan a las necesidades de los diferentes circuitos y a la ambientación del lugar. Es posible que se emplee simplemente un tubo negro o que se utilicen distintas formas y tamaños, pueden ser de sección cuadrada o de sección rectangular, así como también formas molduradas.

 

Antes de que se aplique una canalización externa, hay que efectuar un proyecto preciso, con el objetivo de confirmar justo en las paredes la extensión que tendrá, así como también la cantidad de codos o de ángulos que van a ser necesarios, de igual forma los empalmes y las cajas de derivación. Esta es una obra muy detallada y exacta en la cual se puede establecer el material que se necesita sin que haya que realizar inútiles derroches. Para esto es necesario que se recuerden que las normas de baja tensión no permiten que se apliquen canalizaciones superpuestas a menos que sean horizontales o verticales. Para que el material termoplástico no sufra ningún daño, es bueno que se elimine todo el paso de las canalizaciones cercanas a los tubos de la calefacción, de las chimeneas o de cualquier fuente de calor.

Todas las canalizaciones externas, resultan ser adecuadas para enlazar tomas de corriente y los interruptores que se encuentran superpuestos a la pared, otra opción es que efectúen los empalmados por medio de la utilización de accesorios eléctricos que se encuentren empotrados. Cuando el nuevo circuito se planifica concientemente, se toman notas de las medidas necesarias y también se establecen cuáles son los elementos que se van a usar. Luego de adquirir esos materiales, se procede a fijar las canalizaciones en la pared. Los tubos aislantes negros o grises, se pueden encontrar a muy buen precio y en tamaño estándar de 2.50 ó 3 metros. Debido a su apariencia se utilizan de cierta forma oculta, en sótanos, desvanes, o en instalaciones empotradas.

Las canalizaciones, también llamadas molduras huecas, se adquieren por tramos de 2.5 ó 3 metros. Es preciso que se corten y ajusten entre sí. Se les puede adaptar cajas de empalmes. Estas trabajan diferente que los tubos de conducción, pues solo se cierran al finalizar el trabajo, por ello se pueden colocar los conductores desde afuera. Para asegurar la correcta distribución en los huecos, se aconseja que se utilicen conductores normalizados:
• Marrón para la fase. • Azul para el neutro. • Verde-amarillo para la toma de tierra.
Con esto se pueden evitar errores en los empalmados. Luego se procede a cerrar las canalizaciones.

Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Portal de arquitectura Arqhys.com. Equipo de redacción profesional. (2012, 12). Canalizaciones externas en instalaciones eléctricas. Escrito por: Arqhys Construcción. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arqhys.com/construccion/canalizaciones-externas-electricas.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto