Saltar al contenido

Estadio Olimpico de Montreal

Estadio Olímpico de Montreal. Construido para ser el escenario principal de los Juegos Olímpicos de 1976, Después de que Los Expos Montreal, equipo de las Grandes Ligas de Béisbol basado en Montreal, se mudaran quedó sin un propietario principal.

Su dirección es avenida Pierre de Coubertin Nº 4549, en la ciudad de Montreal. El Estadio tiene un amplio historial de problemas financieros y estructurales, en ocasiones es visto como un elefante blanco (En inglés y en francés la expresión elefante blanco (white elephant)/(éléphant blanc) es atribuida a posesiones que tiene un coste de manutención mayor que los beneficios que aportan o aquellas que proporcionan beneficio a otros pero que a su propietario únicamente le ocasionan problemas).

Es obra del arquitecto francés Roger Taillibert, diseñado como una instalación muy elaborada con techo replegable, el cual sería abierto y cerrado por una enorme torre de 175 metros — la estructura inclinada más alta del mundo, 6 metros mayor que el Monumento a Washington, y el sexto edificio más alto de Montreal. Al fondo tiene una piscina olímpica. También cuenta con un velódromo olímpico, que es una pista artificial de forma ovalada con los extremos redondeados peraltados donde se disputa la disciplina deportiva del ciclismo, colocado en la base de la torre en un edificio de diseño similar al de la piscina, más tarde fue convertido en el Jardín botánico de Montreal.

Durante la construcción del estadio, una huelga laboral originó un retraso mayor en la construcción de la torre. El techo permaneció guardado en un almacén en Francia hasta 1982. No fue sino hasta 1987, más de una década después de los Juegos Olímpicos, que tanto la torre como el techo fueron completados, terminando oficialmente la construcción del estadio como fue diseñado originalmente.

Los problemas asolaron al estadio desde el momento en que se inauguró para los Juegos Olímpicos, cuando sólo estaba construido a medias. Con una capacidad de 58.500 espectadores en esa época, el estadio no fue completado a tiempo para los juegos debido a huelgas de los trabajadores de la construcción, dejándolo sin torre y techo para la inauguración y por muchos años más. Tanto la torre como el techo, fabricado con más de 5575 m² de kevlar, no fueron terminados antes de una década, y no fue posible replegar el techo hasta 1988.

Este techo de 65 toneladas resultó ser difícil de replegar, y no podía ser operado en presencia de vientos con velocidades superiores de más de 25 mph. Aunque no fue completada a tiempo para los Juegos Olímpicos de 1976, la construcción de la torre se reanudó en los años 1980. Sin embargo, durante este periodo un gran incendio dañó a la torre, y más tarde en 1986 una gran parte de ésta cayó sobre el terreno de juego mientras se celebraba un partido de béisbol.

En 1987 concluyó la instalación del techo replegable y anajarando de kevlar, lo que puso final a las obras constructivas en el estadio después de una década; no obstante, poco después de que el techo fuera puesto en funcionamiento se rasgó en varias ocasiones debido a imperfecciones de diseño. En los meses siguientes sufrió más rasgaduras e incluso goteras durante las lluvias, permitiendo que entrara el agua al estadio.

Debido a que se reclamó que era una mala instalación deportiva para la práctica del béisbol, el Estadio Olímplico fue remodelado en 1991, y se retiraron 12.000 asientos para los juegos de los Expos. El 8 de septiembre de ese año, unas vigas de soporte se partieron y causaron que un bloque de concreto de 55 toneladas cayera sobre la parte exterior del estadio. No hubo heridos, pero los Expos tuvieron que trasladar sus 13 últimos juegos de locales de esa temporada a otras ciudades. Para la temporada de 1992, se decidió mantener siempre cerrado el techo.

El techo de kevlar fue removido en mayo de 1998, convirtiéndolo en un estadio al aire libre para la temporada de ese año. Más adelante, un techo azul opaco de C$26 millones que no era replegable fue instalado. En enero de 1999, una porción de 350 m² del techo se colapsó, descargando hielo y nieve sobre unos trabajadores que estaban participando en el Salón del automóvil de Montreal. Esto causó que el salón se retirara del Estadio Olímpico para siempre. Reparado una vez más, el techo fue modificado para que reaccionara mejor ante las condiciones invernales. Se instaló una red de tuberías que circulaban agua caliente debajo del techo para que se derritiera la nieve.

A pesar de estas medidas correctivas, el techo del estadio permanece cerrado durante el invierno. Los contratistas, fabricantes e ingenieros que participaron en la elaboración del techo han sido demandados por las fallas de éste. Debido a su costoso mantenimiento, los continuos problemas estructurales y el haber perdido su función primaria (ser un estadio de una liga profesional de béisbol) los estudios del gobierno recientemente se han enfocado en la viabilidad de demoler el estadio. Se estima que la demolición costaría unos $500 millones, debido a la complejidad de la estructura y su proximidad al tren subterráneo.

Uso actual. Pierre Bourque, entonces director del Jardín botánico de Montreal, tuvo la idea de transformar el Velódromo dl estadio en Biodôme. Así, cuatro ecosistemas americanos podrían cohabitar en un solo sitio: • La selva amazónica; El bosque de San Lorenzo, es decir el bosque mixto quebequés; El Golfo de San Lorenzo; El Polo Norte y el Polo Sur.

Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Portal de arquitectura Arqhys.com. Equipo de redacción profesional. (2012, 12). Estadio Olimpico de Montreal. Escrito por: Arqhys Construcción. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arqhys.com/construccion/estadio-olimpico-montreal.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto