Saltar al contenido

Iluminacion y construccion

Requisitos generales de iluminación natural en espacios interiores. Los espacios destinados a la estancia permanente de personas se han de iluminar con suficiente luz natural y se ha de garantizar una conexión visual adecuada con el exterior.

La iluminación en arquitectura


Iluminación artificial

La noción de una iluminación confortable se basa en su aspecto cuantitativo que implica un nivel de luz suficiente, como cualitativo, donde está en juego la difusión, la buena distribución y el color de la luz utilizada.

La iluminación es la densidad de flujo luminoso que alcanza una superficie dada, pero la sensación visual, que es la que importa ante todo , será muy diferente según el mismo flujo caiga sobre una superficie obscura o una superficie blanca.

No es la iluminación, sino los objetos iluminados lo que nuestros ojos están llamados a ver y distinguir. El efecto está definido tanto por la iluminación como por el poder reflector de la superficie iluminada lo cual se designa con el nombre de luminancia. Los expertos han establecido los siguientes conceptos para la iluminación de las viviendas:

No producir deslumbramientos

Se produce cuando el foco luminoso cae dentro del campo visual No producir contrastes bruscos de intensidad: El ojo humano es muy delicado y no debe de exponerse a cambios bruscos de intensidad de luz, sino que el cambio deberá de ser gradual de áreas con mucha iluminación a otras mas obscuras o sombreadas.

La mirada es atraída por cualquier fuente de luz y por los fuertes contrastes.

Este fenómeno es llamado atención fototrópica. Esto significa que las luces intensas y los contrastes más notables deberán ser producidos en las direcciones en que se desee que la gente mire. Los objetos que requieren especial atención deben estar más iluminados que sus alrededores.

Intensidad adecuada

Se refiere a la cantidad de luz emitida por una fuente. De manera que la intensidad suficiente no está dada por un valor absoluto, sino que se halla subdividida a una serie de factores derivados del ambiente como el color y tipo de pintura empleado en los muros y cielos rasos hacen variar la intensidad de la luz adecuada.

Control de intensidad

Toda iluminación general, excepto en las áreas donde las tareas no varia, están sujetas al control de intensidad, de acuerdo con las diversas exigencias producidas por el cambio de actividades.

Sistemas de iluminación artificial.

Directa

Fuente de luz visible, con flujo luminoso dirigido hacia abajo directamente. Es el sistema de mayor rendimiento, pero produce reflejos y sombras pronunciadas y se hace difícil distinguir detalles en las áreas sombreadas, esto significa que existe excesivo contraste.

Indirecta

Todo el flujo luminoso se dirige al cielo raso, el cual lo refleja hacia el ambiente.

Resulta una iluminación uniforme que no produce sombras ni reflejos. Es de mayor costo de instalación y consumo. En este tipo de iluminación el foco se encuentra oculto, por lo común en concavidades.

Este tipo de luz por si sola resulta monótona y desagradable.

Semidirecta

Se trata de la combinación de los dos sistemas anteriores. La mayor parte del flujo luminoso se dirige hacia abajo y el resto hacia el cielo raso. El rendimiento también es intermedio.

Difusa

Se obtiene con materiales traslúcidos iluminados desde atrás por lamparas colocadas en cajas reflectoras. El efecto de la luz que atraviesa la superficie es suficiente. Tiene dos valores: el efecto sobre las superficies traslúcidas en sí y la dispersión.

Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Portal de arquitectura Arqhys.com. Equipo de redacción profesional. (2020, 05). Iluminacion y construccion. Escrito por: Arqhys Decoración. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arqhys.com/construccion/iluminacion-construccion.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto