Instalaciones de calefacción



La instalación de la calefacción en los hogares, es un procedimiento prácticamente nuevo para muchos de nosotros, y es que este sistema tiene una manera de instalarse con la que no todos están acostumbrados a trabajar.

La implantación del gas natural, ayuda de gran forma a que tengamos la posibilidad de instalar el servicio de calefacción, a nuestras vidas para hacer más confortables nuestro estilo de vida. Hace poco, al disponer del gas propano o butano, realmente no se consideraba la opción de añadir el sistema de calefacción en nuestras viviendas, sin embargo, con las facilidades que nos brinda el gas canalizado, es mucho mas fácil poder llegar a adquirir este servicio.

Lo primero que se toma en cuenta para realizar una instalación de calefacción, es que esta debe tener la capacidad de adaptarse a la estructura de nuestra casa, para ello no es necesario tener que recurría a significativas remodelaciones. Los tubos de la calefacción, pueden ser colocados en las paredes para que salgan a la parte externa de la casa. Estos se van llevando por sobre los rodapiés, en torno a toda el área perimetral de la propiedad. Una de las principales ventajas de esta manera de instalar el sistema es que estas tuberías pueden disimularse con mobiliarios, o con las cortinas, de manera que no rompen con la estética del lugar.

Si no quiere que los tubos estén colocados externamente, entonces puede recurrir a ponerlos por debajo de la madera, de forma que quedarán ocultos. Igual que los tubos de agua fría o caliente, los de la calefacción, se pueden empotrar o colocarse por el interior de las estructuras. Muchas personas consideran que es un poco arriesgado hacer esto, pero realmente el circuito cerrado de la calefacción trabaja entre 1 y 2.5 Kg. de presión, mientras que las instalaciones del agua fría o caliente trabajan entre 3 y 6 Kg. de presión, es decir que tienen menos riesgo de sufrir alguna rotura.

A esto se le suma el hecho de que por lo general las instalaciones de presión son antiguas y están elaboradas de hierro, por ello envejecen mas rápido. En cambio, el sistema de calefacción, es elaborado en cobre o plástico, que al estar forradas y protegidas, duran prácticamente toda la vida.


Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Instalaciones de calefacción. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/construccion/instalaciones-calefaccion.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto