Rasear paredes



Rasear paredes. El proceso de rasear es el que le hace a la pared, que se desea dejar completamente lisa para aplicar pintura.

Es prácticamente lo mismo que cubrir, con la finalidad de que esta quede sin grumos y mucho menos con molestias. Esto lo puede hacer tanto un albañil como uno mismo, lo importante es realizar esta hazaña bien. Los pasos que sigue un albañil a la hora de realizar esta técnica son los siguientes:
1.-) Se prepara unas maestras o guías verticales con mortero. 2.-) Se apoyan las reglas que igualarán el mortero. 3.-) Se procede a realizar movimientos horizontales apoyados sobre la maestra.
Los beneficios que aporta una pared correctamente raseada, son que le da un aspecto uniforme, limpio y muy liso. Aunque muchos utilizan esta técnica más bien para darle un aspecto diferente a la pared en combinación con el yeso. A pesar que muchos prefieren la utilización de perliescayola. Con esta técnica se consigue tapar los poros que una pared raseada puede dejar a la vista. La cantidad de mortero a aplicar va a depender de lo maltratada que se encuentre la pared, cuando esta es nueva es difícil que muestre desplomes verticales, es por ello que las paredes mas antiguas necesitan mas cantidad de mortero para que estén a nivel. Cuando se esta realizando una obra nueva se suprime el rasear la pared y directamente se luce la pared dejándola preparada para pintar, lo que da como resultado el abaratamiento de de la mano de obra y del coste de materiales.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Rasear paredes. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/construccion/rasear-paredes.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto