Saltar al contenido

Resistencia al desgaste de un piso de hormigon

Resistencia al desgaste de un piso de hormigon.

En ocasiones, para mejorar la resistencia al desgaste de los pisos, se utilizan líquidos para tratamiento superficial (endurecedores) (Smith 1956).

Los más utilizados son los silicatos de magnesio y sodio. El principal beneficio que aportan estos materiales es reducir el desprendimiento de polvo.

También pueden resistir algún deterioro provocado por algunos aceites y productos químicos que entran en contacto con el hormigón.

Los líquidos endurecedores son de mayor utilidad en los pisos viejos que ya se han comenzado a desgastar o desprender polvo como consecuencia de haber utilizado un hormigón de baja calidad o prácticas constructivas deficientes, como por ejemplo haber realizado el acabado habiendo agua de exudación en la superficie y/o un curado inadecuado.

En estos casos los endurecedores son útiles para prolongar la vida de servicio del piso. Los pisos de hormigón nuevos correctamente curados deberían ser de una calidad tal que el uso de líquidos endurecedores sea innecesario, salvo en aquellos casos en que no se pueda tolerar siquiera un mínimo de desprendimiento de polvo, por ejemplo en los pisos de las centrales eléctricas.

No se deben aplicar líquidos endurecedores sobre un piso nuevo hasta los 28 días de edad; este tiempo permite que se deposite hidróxido de calcio en la superficie.

Los líquidos utilizados para tratamientos superficiales que contienen silicato de magnesio y sodio reaccionan químicamente con la cal hidratada (hidróxido de calcio) que está disponible en la superficie del hormigón no curado.

Los fluorosilicatos son tóxicos para los trabajadores y el medioambiente; por este motivo deben ser manejados cuidadosamente.

Esta cal se genera durante la hidratación del cemento y, bajo condiciones de curado adecuadas, queda suspendida en el agua de los poros y a medida que el agua se evapora se deposita en la superficie del hormigón. Un correcto curado reduce o elimina estos depósitos de cal superficiales o próximos a la superficie (National Bureau of Standards 1939).

El piso se debe curar en húmedo durante 7 días y luego permitir que se seque al aire durante el tiempo restante. Si se han de aplicar endurecedores no se deben utilizar compuestos de curado, ya que éstos reducen la penetración del líquido en el hormigón. Los endurecedores siempre se deben aplicar de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Complemento sobre la resistencia.

Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Portal de arquitectura Arqhys.com. Equipo de redacción profesional. (2012, 12). Resistencia al desgaste de un piso de hormigon. Escrito por: construccion. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arqhys.com/construccion/resistencia-desgaste-pisohormigon.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto