Video IP para casas y edificios



Video IP para casas y edificios . A pesar de que la relación entre el video y la domótica se remonta a la instalación de los primeros vídeo porteros hace varias décadas.

La integración de un sistema de vídeo en el hogar había sido hasta ahora algo reservado a unos pocos, principalmente debido a la falta de familiaridad de los usuarios finales con el vídeo IP, los precios de las conexiones a Internet y los elevados costes asociados a las pequeñas instalaciones de Vídeo analógico.

Gracias a la reciente extensión de los ordenadores en los domicilios particulares, el auge de tecnologías como Internet y la amplia oferta de soluciones ADSL por parte de las operadoras de telefonía, han hecho las tecnologías de redes informáticas y las cámaras de vídeo IP (en principio destinadas al sector profesional de la seguridad), hayan pasado a desempeñar un papel creciente en el ámbito doméstico. Poder echar un vistazo para comprobar que nuestros hijos han llegado ya del colegio, atender alguna necesidad de un familiar enfermo o comprobar si la compra ha sido entregada, son solo algunas de las actividades que podemos ver resueltas a través de la instalación de las cámaras de red en nuestro hogar.

Pero ¿a que nos enfrentamos a la hora de poner en marcha un sistema de video en red en nuestras casas?, ¿Cuáles son los pasos a seguir?

  1. Conocer el tipo de red disponible: Si no tenemos una, con un simple router ADSL, tendremos infraestructura suficiente para una o dos cámaras IP y uno o dos ordenadores. Es importante destacar que si se quieren visualizar imágenes de forma remota será preciso solicitar al operador de telefonía una dirección IP fija.
  2. Definir los escenarios a supervisar: En este sentido, hay que tomar en cuenta las condiciones de iluminación y los ángulos de visión adecuados para cumplir con nuestro objetivo.
  3. Elegir la cámara más adecuada: Actualmente en el mercado contamos con un completo y variado catalogo de productos. En este caso, recomendamos una cámara IP para interior de gama baja y un software de gestión de vídeo sencillo.

La cámara IP, una vez puesta en marcha, precisará que se le asigne una dirección IP que esté dentro del rango de nuestra red. Generalmente la cámara viene con una utilidad de software que facilita la localización del dispositivo en la red y la asignación de la dirección de red. Tras la incorporación de la cámara a la red, nos ofrecerá la posibilidad de añadir una contraseña de seguridad que permite acceder a la cámara con total privacidad; y tras este paso, nos encontraremos delante de una ventana del explorador de Internet o desde el software de gestión del vídeo visualizando las imágenes en vivo. Y es posible que el sistema se actualice en este proceso con la última versión del software de visualización. .


Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Video IP para casas y edificios. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/construcciones/video-i-casas.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto