Historia de la basilica de San Pedro



La basílica de San pedro es un monumento que ha existido desde siglos anteriores, fue edificado en el lugar donde Pedro falleció y fue sepultado, para su construcción se hizo un llamado de diversos profesionales , tanto de escultores como arquitectos , con el objetivo de crear una verdadera obra de arte.

El edificio que albergar la basílica hoy en día fue terminado de construir en el año 1626, durante el pontificado de Urbano VIII. La localización de la basílica de San Pedro es la ciudad del Vaticano, sede universal de la iglesia católica y morada del papa. Cuando se habla de la basílica de San pedro se menciona un periodo de construcción de aproximadamente 170 años, ya que el edificio se comenzó a edificar en el año 1454 por ordenes del papa Nicolás V. este proyecto tuvo la peculiaridad de ser considerada como una de las pocas iglesias que fueron construidas durante la época renacentista y que se mantuvo en construcción para los inicios del Barroco.

El Italiano Donato fue el primer arquitecto encargado para la construcción de lo que fuese la basílica, recibió este encomendado por parte del papa Julio II. Sin embargo, la muerte de este arquitecto se produjo si tan siquiera avanzar considerablemente el proyecto, dando a que surgieran otras ideas. Tras la muerte del arquitecto Donato, la obra fue encargada a Rafael para la terminación de la iglesia. Desde ese momento Rafael se enfoco en culminar parte de la obra que había iniciado Donato, levanto algunas columnas y la planta fue puesta nuevamente en forma de cruz latina, pero la obra fue posteriormente cancelada por escasez de recursos aun sabiendo que era un proyecto bastante costoso.

Con la llegada del papa Clemente, para el 1527, se produjo un saqueo en toda Roma, donde las plantas de las basílicas fueron destruidas. Mas tarde, después de la muerte del papa Clemente, se nombra a Paulo III como su sucesor, el cual le otorgo el privilegio al arquitecto Antonio de Sangallo el deber de culminar la basílica. El proyecto planteado por Sangallo fue muy parecido a las ideas establecidas por Donato en cuanto a la planta de cruz griega, no obstante este arquitecto tenía varios proyectos que atender y en uno de esos compromisos murió para el 1546.

En los siglos que prosiguieron, personajes como Miguel Ángel y Sixto V fueron muy nombrados dentro de la obra, el último arquitecto que trabajo en el proyecto fue Bernini, al cual se le debe la proyección de las dos torres laterales de la iglesia. Debido a la inseguridad del suelo donde se pretendía edificar estas dos torres, se abandona la idea por parte de Bernini. Este último también levanta la plaza de San Pedro a su frente. Encima de la plaza se puede apreciar diversas obras escultóricas, dentro de los cuales se encuentran santos de diversas épocas y lugares del mundo. En la parte más alta de la fachada de la basílica se encuentra las esculturas de los 12 apóstoles, acompañadas de Juan el Bautista y Jesús de Nazareth. Actualmente la basílica de San Pedro es un edificio que tiene una superficie de 15,000 metros cuadrados y una cúpula de 120 metros de altura. Ha sido considerada por los tiempos como una obra arquitectónica de gran importancia por la magnitud de su fachada y la calidad de su trabajo, anualmente recibe personas de diversos países quienes acuden a su interior para admirar las mejores esculturas de los tiempos y percibir una obra que ha tenido siglos de construcción. Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Historia de la basilica de San Pedro. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/contenidos/basilica-san-pedro.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto