Proyectos de arquitectura futurista



Proyectos de arquitectura futurista.

Antonio Santelia (1888-1916) redacta el Manifiesto de la Arquitectura Futurista, firmado en Milán el 11 de junio de 1914, y publicado en la revista Lacerba el 10 de agosto del mismo año; ésta es su principal aportación al movimiento. En el mes de mayo de ese mismo año participa como miembro fundador del grupo Nuove Tendenze en la exposición celebrada en los salones de la Famiglia Artistica, con dibujos y proyectos sobre la Ciudad Nueva. En el catálogo de esta exposición Sant’Elia publica un texto “Messaggio”, que hace referencia a los problemas de la arquitectura y del urbanismo modernos; este texto es básicamente idéntico al del posterior manifiesto futurista. Hay dudas sobre la autoría de este último; unos lo atribuyen a Marinetti, mientras que otros adjudican la idea a Sant’Elia y la redacción a Nebbia.

El manifiesto se ajusta a los principios generales del futurismo, ya que en él se proclama, entre otras cosas, el rechazo de todos los estilos profesionales, de las líneas perpendiculares y horizontales, de las formas cúbicas y piramidales por su estatismo y pesadez, y la destrucción de la arquitectura existente. Declara que la arquitectura futurista es la arquitectura del cálculo y de la audacia, la de los nuevos materiales (cemento armado, hormigón, vidrio, hierro, cartón, etc.); afirma que la decoración es un absurdo, que han de usarse las líneas dinámicas, oblicuas y elípticas, que se debe buscar la inspiración en el mundo mecánico y, por último, que ha de ser una arquitectura caduca que obligue a una renovación constante del entorno arquitectónico. El gran tema de sus proyectos es la ciudad, y una de sus grandes preocupaciones, la organización del tráfico de la misma. Hace una defensa de la nueva arquitectura en tono apasionado, observable en sus dibujos, pero que, en cambio, no se ve reflejada en sus obras, inspiradas principalmente en el Art Nouveau, en la línea de Wagner y Hoppe. Sin embargo, estos textos se han de considerar una importante anticipación a las futuras utopías tecnológicas del siglo XX.

Mario Chiattone. (1891-1957) participa en la exposición del grupo Nuove Tendenze con los proyectos de tres obras, de las cuales sólo una está dedicada al tema de la ciudad futura. Sus trabajos no provocan comentario alguno, al contrario de lo sucedido con los de Sant’Elia, que son discutidos por numerosos críticos. Puede afirmarse incluso que sus dibujos se asemejan a los de éste en el tratamiento de los volúmenes, pero sin tener su dinamismo.

Virgilio Marchi.  (Livorno, 1895-Roma, 1960) es el único que llega a construir con un diseño futurista al recibir, en 1921, el encargo de Anton Giulio Bragaglia para reformar la Casa de Arte y teatro de los independientes de Roma. Para este edificio proyecta un bar de teatro en el laberinto de bóvedas subterráneas y pasadizos de las termas romanas de la vía degli Avignonesi, en el que crea una planta libre, las paredes van forradas con hormigón e introduce luces indirectas. Esta obra se puede relacionar con las de Finsterlin y Gaudí. Marchi expone sus ideas en dos libros, Architettura futurista (1919) e Italia nuova architettura (1931), en los que se refiere continuamente a los escritos clásicos del futurismo, aunque él esté abogando por algo distinto. Curiosamente, por su adhesión al Duce, las ideas de Marinetti y de su grupo cambian, y se convierten en esos años en los defensores del clasicismo que tanto han atacado en los años precedentes.

Colaborado por: luis uzcátegui luisuzc@hotmail.com


Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Proyectos de arquitectura futurista. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/contenidos/futurista-arquitectura.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto