Iluminacion cuantitativa



Iluminacion cuantitativa.

Iluminacion cuantitativaSe puede decir que unos cien años después del comienzo del estudio científico acerca de las fuentes de luz ya existen —al menos en su forma primitiva— todas las lámparas usuales en la actualidad. Si en toda la historia anterior sólo se disponía de la suficiente luz durante el día, la luz artificial, hasta entonces considerada una ayuda de emergencia, se convierte en una iluminación de igual condición.

Iluminancias similares a las de la luz diurna, sea en espacios interiores, por ejemplo en una vivienda o un puesto de trabajo, sea en la iluminación exterior, por ejemplo en calles y plazas, o en el alumbrado de edificios, son ya sólo una cuestión de esfuerzo técnico.

Sobre todo en el alumbrado de calles se tiene la tentación de convertir la noche en día y con ello prácticamente eliminarla. En Estados Unidos se desarrollan proyectos que iluminan ciudades enteras mediante una trama de torres luminosas. Pero este alumbrado por proyectores aporta más desventajas que ventajas, debido al deslumbramiento y a los sombreados, de modo que pronto vuelve a desaparecer este estilo en el alumbrado de exteriores.

Tanto el intento de conseguir una iluminación que alcance toda la ciudad como su fracaso pueden considerarse síntomas para una nueva fase en el trato con la luz artificial. Si antes las insuficientes fuentes de luz resultaban ser el problema principal, ahora se sitúa en primer término el trato conveniente con un exceso de luz; se debe determinar cuánta luz y qué formas de iluminación son necesitarias en determinadas situaciones de alumbrado. Sobre todo en el campo de la iluminación de puestos de trabajo se estudia intensivamente la influencia del tipo de iluminación e iluminancia sobre el aumento de la producción. Basándose en estudios fisiológicos de la percepción, se formalizan de este modo las recomendaciones, que, por un lado, exigen las iluminancias mínimas para determinadas tareas visuales y, por otro lado, indican las calidades mínimas para la reproducción cromática y la limitación de deslumbramiento.

En principio estas recomendaciones están pensadas para la iluminación de puestos de trabajo y sirven de orientación para otras aplicaciones. No obstante, adolecen de una clara orientación hacia el control de la cantidad de luz y se limitan a explorar y fundamentarse en la fisiología del ojo humano. Que el objeto percibido en la mayoría de los casos es algo más que un simple cometido visual sin sentido, que el hombre que ve posee, aparte de la fisiología del ojo, una psicología de la percepción, no se tiene aquí en cuenta. Así, la planificación de la cantidad de luz se conforma con proporcionar una iluminación general uniforme, que haga justicia al más difícil cometido visual, manteniéndose además dentro de los límites de las normas en lo que se refiere al deslumbramiento y a la reproducción del color. Con esta luz el hombre percibe una arquitectura, pero las sensaciones que se transmiten con esta percepción, así como la aprehensión estética, quedan fuera del alcance de los principios aplicados en la iluminación.


Gracias al colaborador Tomas Matias Rodriguez por enviarnos este material para ser publicado. [ Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com ].

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Iluminacion cuantitativa. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/contenidos/iluminacion-cuantitativa.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto