Principios de la conduccion de luz



Principios de la conduccion de luz.  En la construcción de luminarias se pueden aprovechar diferentes fenómenos ópticos como medio de la conducción de luz:  En este caso se refleja la luz que incide sobre un cuerpo y según la reflectancia de este cuerpo se refleja total o parcialmente.

Además de la reflectancia, en la reflexión también desempeña un papel el grado de dispersión de la luz reflejada. En superficies brillantes no se produce ninguna dispersión; en este caso se habla de una reflexión especular. Cuanto mayor es la capacidad de dispersión de la superficie reflectante menor es el reflejo de la parte de la luz dirigida, hasta que con la reflexión difusa uniforme ya sólo se emite luz difusa. La reflexión es de importancia decisiva para la construcción de luminarias; posibilita, a través de adecuados contornos de los reflectores y las superficies, una conducción precisa de la luz, siendo responsable del rendimiento de la luminaria. En la transmisión se transmite total o parcialmente la luz que incide sobre un cuerpo y según la transmitancia de este cuerpo. Adicionalmente, también desempeña un papel el grado de dispersión de la luz transmitida.

En materiales completamente transparentes no se produce ninguna dispersión. Con creciente capacidad de dispersión disminuye cada vez más la parte regular de luz transmitida, hasta que ya sólo en la dispersión completa se entrega luz difusa. Materiales transmisores en luminarias pueden ser transparentes. Esto es válido para sencillos cristales como cierre de la luminaria, así como para filtros, que absorben determinadas zonas espectrales, pero que transmiten las restantes, proporcionando de este modo luz en colores o una disminución de los UV y parte infrarroja, respectivamente. Ocasionalmente también se utilizan materiales dispersores —por ejemplo, vidrio o material plástico opalino— como cierre de luminaria, para evitar de este modo efectos de deslumbramiento mediante la reducción de luminancia de la lámpara.

La luz que incide sobre un cuerpo es absorbida total o parcialmente según la absorbencia de este cuerpo. En la construcción de luminarias se aprovecha sobre todo la absorción para el apantallamiento de fuentes de luz; para lograr confort visual es imprescindible. No obstante, la absorción resulta por principio un efecto no deseado, debido a que no conduce la luz sino que la destruye y de este modo reduce el rendimiento de la luminaria. Típicos elementos de luminarias absorbentes son diafragmas ranurados negros, cilindros, viseras y rejillas de apantallamiento de diferentes formas. Cuando los rayos de luz penetran en un medio transmisor de densidad variable —como por ejemplo el aire en un vidrio o el gas en el aire— se produce la refracción, es decir, se modifica su dirección. En el caso de cuerpos con superficies paralelos se da sólo un desplazamiento paralelo de la luz, en el caso de prismas y lentes, en cambio, se producen efectos ópticos, que alcanzan desde la simple variación angular al enfoque y dispersión de luz hasta la imagen óptica. En la construcción de luminarias se utilizan elementos refractores como prismas o lentes, a menudo en combinación con reflectores para una conducción precisa de la luz.

Se denomina interferencia la mutua amplificación o atenuación en la superposición de ondas. Los efectos de interferencia se utilizan luminotécnicamente cuando la luz incide sobre capas muy delgadas, que conducen a que determinadas zonas de frecuencia sean reflejadas, pero otras transmitidas. Mediante una sucesión de capas de solidez y espesor adecuados, se puede producir una capacidad de reflexión selectiva para determinadas zonas de frecuencia, de modo que —como en las lámparas de haz frío— se refleja luz visible, pero la radiación infrarroja es transmitida. De este modo también se pueden fabricar reflectores y filtros para la creación de luz de colores. Los filtros de interferencia disponen de una transmitancia muy elevada y de una separación especialmente aguda entre las zonas espectrales reflejadas y transmitidas. Gracias al colaborador Tomas Matias Rodriguez por enviarnos este material para ser publicado. [ Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com ].


Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Principios de la conduccion de luz. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/contenidos/principios-conduccion-luz.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto