Tectonica de placas



Tectonica de placasTectonica de placas.

La corteza de la Tierra está conformada por una docena de placas de aproximadamente 70 km de grosor, cada una con diferentes características físicas y químicas.

Estas placas («tectónicas») se están acomodando en un proceso que lleva millones de años y han ido dando la forma que hoy conocemos a la superficie de nuestro planeta, originando los continentes y los relieves geográficos en un proceso que está lejos de completarse.

Habitualmente estos movimientos son lentos e imperceptibles, pero en algunos casos estas placas chocan entre sí como gigantescos témpanos de tierra sobre un océano de magma presente en las profundidades de la Tierra, impidiendo su desplazamiento.

Entonces una placa comienza a desplazarse sobre o bajo la otra originando lentos cambios en la topografía. Pero si el desplazamiento es dificultado, comienza a acumularse una energía de tensión que en algún momento se liberará y una de las placas se moverá bruscamente contra la otra rompiéndola y liberándose entonces una cantidad variable de energía que origina el Terremoto.

La zona sismogenética de posible generación de terremotos se denomina esquizosfera y no se extiende más allá de los 30 a 40 Km. dentro del interior de la tierra ,donde existe la suficiente rigidez como para que puedan producirse fracturas frágiles; y constituye la zona más superficial de la Litosfera, región que se extiende hasta los 100 Km de profundidad, y abarca la corteza y la parte superior del manto donde el deslizamiento ya es asismico.


La parte del manto situada debajo de la litosfera hasta una profundidad de 200 Km se denomina astenósfera.

La corteza y el manto se encuentran separados por la discontinuidad de Mohorovicic ( Moho ) , en la que la velocidad de las ondas sísmicas experimentan un brusco incremento.

La corteza presenta características distintas bajo los océanos y bajo los continentes. En el primer caso, se compone de una sola capa de material basáltico con un espesor que varia entre 5 y 10 Km., aunque puede aumentar en los mares interiores.

La corteza continental tiene una capa granítica sobre la basáltica y el espesor total oscila entre 20 y 24 Km en las zonas costeras y 40 – 50 Km bajo las grandes cadenas montañosas.

Los terremotos superficiales ( profundidad < 30Kms ) , se generan en la esquizósfera; los intermedios ( 30 < h < 200 Km ) y los profundos ( h > 200 Kms ) , se producen en zonas internas con suficiente rigidez, originadas, bien porque el material rígido se ha introducido en el manto conservando sus características mecánicas ( zonas de subducción ) , o bien por que se han producido cambios en las fases mineralógicas ( profundos ).

Según la Teoría de la Tectónica de placas , la Litosfera, está subdividida en grandes placas que se desplazan arrastradas por las corrientes de convección de la astenosfera , con velocidades relativas de unos pocos centímetros al año.

En las zonas dónde el espesor de la litosfera es menor, en general en el fondo de los Océanos, a través de las separaciones de éstas placas, fluye hacia arriba el magma que se encuentra a presión y en estado líquido por debajo de la litosfera.

La emersión de éste magma produce empujes sobre las placas adyacentes a la falla; éstos empujes se reflejan en los extremos opuestos de las placas generándose grandes presiones en las zonas de contacto.

En el encuentro de una placa oceánica con una continental, la primera de menor espesor y mayor densidad se hunde bajo la segunda, ocasionando la desaparición de parte de la litosfera que se vuelve nuevamente magma; éste tipo de movimiento tectónico causado por el deslizamiento de la placa de Nazca bajo la placa Continental es responsable de la gran actividad sísmica de la región.

Cuándo entran en contacto dos placas continentales que se mueven en sentidos opuestos, se produce una elevación, es decir ambas placas se doblan hacia arriba, dando lugar a la formación de grandes cadenas montañosas ( cómo el Himalaya ).

Cuándo el movimiento de dos placas continentales , tienen la misma dirección se produce un deslizamiento de una sobre la otra, sin que haya destrucción de litosfera; ejemplo de éste tipo de fenómeno es la falla de San Andrés en California.

El desplazamiento en la zona de contacto entre dos placas no ocurre de manera continua y suave; la fricción entre las rocas hace que se generen grandes esfuerzos en la superficie de contacto de éstas, hasta que se vence la resistencia mecánica, provocando un deslizamiento brusco y la liberación súbita de una gran cantidad de energía.

Mientras mayor es la longitud de la zona de contacto, mayor será la cantidad de energía liberada; ésta energía produce ondas en la corteza terrestre, las que se trasmiten a grandes distancias y provocan la vibración de la superficie terrestre. Las principales placas se pueden reducir a seis; mientras que el interior de las placas son zonas estables, sus bordes son inestables, dándose en ellas varios tipos de procesos dinámicos que pueden reducirse a tres: Generación de corteza oceánica en las cordilleras Centro Oceánica Subducción de corteza oceánica en las zonas de arcos de islas, dónde la corteza oceánica se introduce por debajo de la continental, siendo éste el lugar de terremotos profundos.

Fallas de transformación o deslizamientos horizontales de dos placas contiguas en las zonas de grandes fracturas, de la que es ejemplo clásico la falla de San Andrés en California, lugar de frecuentes terremotos de gran magnitud. Aunque el conocimiento del origen de los sismos no es completo, se sabe lo suficiente cómo para afirmar que algunos tienen origen volcánico, otros son causados por derrumbes de cavernas, deslizamientos ú otros fenómenos de menor importancia, y otros son de origen tectónico. Estos últimos son los de mayor interés desde el punto de vista de la sismología, por cuánto la energía liberada es extraordinariamente mayor que la de los otros tipos y son por lo tanto los de mayor potencia.

La ocurrencia de éstos sismos tectónicos es tan violenta que puede provocar resultados desastrosos en zonas dónde no se han considerado medidas para prevenir sus efectos destructores. La mayoría de los sismos tectónicos detectados hasta la fecha han tenido su origen a profundidades no mayores a 60 kms.

Complementos sobre las placas.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Tectonica de placas. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/contenidos/tectonica-deplacas.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto