Estantes hechos con libros viejos



En otras ocasiones ya hemos visto varias propuestas de decoración con libros viejos, y el día de hoy queremos presentarles una nueva idea que además de ser vistosa es muy práctica: estantes hechos con libros viejos.

Los estantes son elementos practiquísimos dentro de cualquier habitación de la casa. En la sala, en la cocina, en el dormitorio y en el baño; siempre necesitamos de estantes donde poder organizar y acomodar esos pequeños accesorios que en otro lado no le encontramos lugar y que además necesitamos tener siempre a nuestro alcance.
Estantes hechos con libros viejos

Pero en la actualidad, lo práctico debe fusionarse con lo estético para poder dar mejores resultados y es por esta razón que los estantes también se presentan en diseños vistosos para convertirse en un atractivo más de la decoración.

Estos estantes hechos con libros viejos son tan prácticos como decorativos, le otorgan al ambiente un aspecto mucho más calido; pero además también esta es una propuesta ecológica siendo que nos invita a reciclar esos libros que ya no leemos y que quizás pensamos en botar a la basura para convertirlos en estanterías de pared totalmente útiles en nuestro hogar.

Por supuesto lo primero que debemos hacer es buscar libros de tapa dura y grande que podamos utilizar en la creación de estas estanterías. Quizás tengas algún libro de esta característica archivado en la biblioteca de tu hogar, hace años que no lo lees y sabes que no volverás a hacerlo; o también puede tratarse simplemente de las tapas de este libro y en su interior colocar una tabla de madera que simule el relleno de las hojas. Las dos formas son validas, y podemos continuar con la decoración.

En segundo lugar necesitaremos de soportes metálicos en forma de L. Estas se pueden conseguir fácilmente en cualquier tienda y tienen precios económicos. Las utilizaremos para colocar los libros – estantes en la pared, logrando que estos se mantengan firme y puedan soportar peso encima. Cuando ya hayamos decidido la ubicación de los libros como estantería, solo debemos perforar la pared y allí ajustar estos soportes de metal.


El próximo y ultimo paso, será colocarlos libros sobre los soportes y así quedaran listos para ser utilizados como estanterías. En la imagen puedes ver el resultado final de estos estantes hechos con libros viejos, no es nada difícil y no requiere de demasiada experiencia o tiempo de trabajo, en pocos minutos y con una inversión minima podrás tener varios de estos estantes decorando tu pared.

Si, dijimos bien “decorando” tu pared ya que no solo tendrán una función practica en el ambiente, sino que también podemos optar por ellos solo para decorar y hacer ver más llamativas las paredes del lugar. En una decoración de biblioteca, estos estantes hechos con libros viejos son perfectos, pueden sostener más libros sobre ellos pero además crean una decoración con más carácter y esencia. Vamos, te animamos a que tú también recicles los viejos libros que tienes en tu hogar y crees una decoración así para cualquier estancia de la casa.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2013, 05. Estantes hechos con libros viejos. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/estantes-hechos-con-libros-viejos.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto