Depreciación de la Moneda



La moneda metálica tenía un valor intrínseco, que se podía medir por la cantidad de metal precioso empleado en su acuñación, y aún lo tenía la moneda de papel representativa, cuando conservaba su correlativo respaldo en metal (emisión contra encaje), pero con la adopción de la moneda fiduciaria y el curso forzoso sobrevinieron las emisiones con respaldos insuficientes, agudizándose el problema de la inflación y de la consiguiente depreciación monetaria.

El valor nominal de la moneda es el que el Estado le asigna en virtud del ejercicio de poderes que le son propios, considerándose que él es inalterable, salvo disposición en contrario del mismo Estado emisor. Las leyes monetarias establecen que los billetes emitidos tendrán curso legal por el importe en ellos expresado.

La moneda puede llegar a sufrir una alteración extrínseca cuando se introduce un nuevo sistema monetario, con supresión del anterior, y se sustituye una unidad por otra. En este punto habrá que distinguir entre modificación del sistema monetario y su reemplazo por otro nuevo; en este último supuesto, el legislador resolverá la forma de reducir las deudas pendientes de ejecución al nuevo ordenamiento.

Así como el la alteración extrínseca afecta el valor nominal de la moneda, el valor de cambio puede ser modificado por las llamadas alteraciones intrínsecas, que se producen en el seno del sistema, afectando el poder adquisitivo de la moneda, ya sea por depreciación o por desvalorización.

El valor de cambio interno se ve alterado por la disminución del poder adquisitivo de bienes y servicios, en tanto que el valor de cambio externo es medido con relación a la paridad de cambio.


Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2011, 07. Depreciación de la Moneda. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/general/depreciacion-de-la-moneda.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto