Hogar ideal: Ducha en el dormitorio



¿Pensaste alguna vez en la idea de integrar una ducha a tu dormitorio?

En ocasiones anteriores hemos hablado sobre la propuesta de integrar un baño completo personal en el área del dormitorio pero en este caso, solo nos limitaremos a la instalación de una ducha. Una propuesta muy moderna, estilosa y que aumentara nuestra confortabilidad en un 100%.

Las duchas ya no son un simple sanitario para asearnos cada día sino que actualmente incluyen sistemas de hidromasaje y vapor que nos permiten disfrutar de baños completamente relajantes.  Un baño de este tipo no dura solo 5 minutos, necesitas de tiempo para relajarte y conseguir eliminar todo el estrés corporal y mental. Si tienes un baño compartido con tu familia seguramente no dispondrás de mucho tiempo ya que esta es una habitación que siempre se encuentra en uso por lo que instalar una ducha en tu dormitorio te brindara innumerable beneficios.

El dormitorio junto con el baño son las estancias más confortables de la casa por lo que al fusionarlas conseguiremos un estupendo resultado.  Quienes poseen un dormitorio con espacios amplios tienen muchas más posibilidades de decoración, pero igualmente si tienes una habitación pequeña tienes varias opciones ya que las duchas no requieren de demasiado lugar y pueden ser ubicadas en cualquier esquina. En el caso de los dormitorios grandes, la ventaja es que mantendremos alejados la cama de la ducha por lo que obtendremos una mayor privacidad. Ten en cuenta que también existen duchas con cabinas de cristales grabados o que puedes colocar un vinilo decorativo sobre ella para opacarlo y eliminar la trasparencia total de estos y así, de esta manera, aumentar la privacidad de las duchas.

Una ducha relajante en un espacio como el dormitorio es mucho más agradable que en el baño. Primero porque se trata de una estancia más intima, libre de malos olores y ruidos que podrían causar las cañerías e inodoros. Además, al instalar una ducha en el dormitorio te estas dando la posibilidad de tomar un baño relajante a la mañana y comenzar el día mucho más animado y despierto o tomar una ducha a la noche e ir directamente a dormir para tener una noche de sueño perfecta. Algunas personas deciden que lo mejor es colocar una separación entre la ducha y el dormitorio como una pared media o una mampara, para algunos es un espacio más cómodo e íntimo por lo que si dispones de espacio, es una buena alternativa.

En cambio, otros prefieren instalar la ducha en una esquina de la habitación como un mueble más del conjunto mobiliario del dormitorio sin divisiones, ni nada que pueda separar los ambientes. Las dos opciones son totalmente validas pero todo depende de tus gustos y preferencias.  Aprovecha tu cuarto de dormitorio para convertirlo en un espacio mucho más personal y confortable para ti agregando a su decoración una ducha de hidromasaje o vapor, o quizás una ducha convencional pero que sea capaz de ofrecerte una sensación de relax mucho mayor a la que disfrutas al día de hoy.


Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 09. Hogar ideal: Ducha en el dormitorio. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/hogar-ideal-ducha-en-el-dormitorio.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto