Marketing para arquitectos: Cómo lograr que el cliente me refiera en su circulo de amigos y allegados



Buenos arquitectos

Ganarse al cliente es como un arte que se perfecciona con la práctica, y en la cual el tiempo influye como un factor determinante…

Siempre he dicho que ganarse al cliente es un arte, el cual se perfecciona utilizando una cantidad X de tácticas y estrategias que participan en conjunto con tu personalidad, interés por conocer un poco más acerca de tus clientes y el tiempo mismo.

Cada vez mas una gran cantidad de profesionales reconocen que los clientes que nos refieren son los que mejor nos conocen, saben como trabajamos, nuestra forma de tratarlos, cómo nos manejamos, los atributos positivos que podemos brindar, etc. Nadie hace una referencia de trabajo si reconoce que esa persona a la cual le refeire quedará mal, pues al final el cliente mismo sería culpable de un mal trabajo realizado o de cualquier otro problema que se pueda presentar en el proceso.

Los arquitectos & decoradores tienen los conceptos tratados en el párrafo anterior bien presente, y es por eso que se están dedicando mucho más en conocer al cliente, de una manera más personal sin salirse del porcentaje de confianza que tiene que existir entre ambas partes. Al cliente hay que verlo como uno de nuestros mejores amigos, pero siempre excluyendo los detalles personales.

Buenos clientes


En la publicación del día de hoy te daré algunos consejos que te ayudarán a ganarte la atención y estima de tus clientes, tanto que podrían funcionar como medios de referencia  en un futuro al momento de conseguir nuevos interesados para contratarnos proyectos.

  • clientes contentosPrimero debes creer en lo que vendes. Si experimentas dudas acerca de tu producto o servicio o no crees que sea de buena calidad, jamás podrás ganarte la confianza del cliente. Tus propias dudas impedirán el cierre de la venta sistemáticamente.
  • Haz que tu imagen personal infunda confianza. El rostro reluciente, adornado con una leve sonrisa que exprese amabilidad y cordialidad. Hay que tener siempre la precaución de revisar nuestra forma de vestir. Lo primero que la gente compra es al vendedor. Como decía Dale Carnegei, el legendario maestro del éxito: “Nunca hay tiempo para una segunda oportunidad”. La primera impresión es la que nos permitirá ganarnos la confianza del cliente.
  • Trata siempre de escuchar las necesidades de tus clientes y de resolverlas en los proyectos que le realices.
  • Siempre mírale a los ojos en cada charla. Dale a demostrar con tu mirada que trabajarás para el sin condiciones, sin interés de generar dinero por medio de el, etc.
  • Nunca demuestres que estas ahí para realizar & cobrar. (Osea que tu objetivo principal es hacer el trabajo y ganar dinero). El interés por ganar dinero a costilla de un cliente te aleja para futuras referencias.
  • Un cliente feliz y contento es un cliente que te envía nuevos perfiles potenciales. Cuando te visite a la oficina préstale por completo la atención que se merece.
  • Si tienes un mes sin charlar con tu cliente trata de hacerle una llamada, pero para preguntarle sobre como ha estado, por su trabajo y familiares. De esta forma se percibe que te preocupas tanto por su relación profesional como por la personal.
  • Cuando le entregues el proyecto final, construcción, decoración, etc… Si ha quedado contento/a dale a conocer tu interés para que le refieras con otros allegados que necesiten trabajos similares, ya sea un colega de trabajo, algún amigo o familiar cercano. Utiliza tus propias estrategias personales.
  • Debes conocerlo todo sobre el producto o servicio que vendes. Si el entrenamiento que te ha dado tu empresa no ha sido suficiente, debes estudiar por tus propios medios para conseguir la absoluta seguridad que el conocimiento de tu negocio te proporcionará.
  • Nunca exageres o hagas falsas promesas para conseguir una venta. El cliente tarde o temprano se dará cuenta de tu falsedad y perderás tu oportunidad, se esfumará el respeto del cliente, obtendrás una mala reputación y finalmente perderás el respeto hacia ti mismo. Es el camino al suicido comercial. Evítalo a toda costa.
  • Presenta testimonios verdaderos de éxito. Esta es una poderosa estrategia para generar confianza. Los testimonios que pueden ser confirmados impulsan a otros a comprar. La emulación es una característica psicológica esencial en los humanos y ayuda mucho a que el vendedor se sienta seguro en su presentación.
Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2013, 02. Marketing para arquitectos: Cómo lograr que el cliente me refiera en su circulo de amigos y allegados. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/marketing-para-arquitectos-como-lograr-que-el-cliente-me-refiera-en-su-circulo-de-amigos-y-allegados.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto