Salas minimalista llenas de color



Sala minimalista llena de colorSalas minimalista llenas de color

La sencillez es una de las características fundamentales del minimalismo y la sobriedad del color blanco y algún otro color neutro encajan perfectamente en ella, pero contradiciendo parte de esto el estilo minimalista renovado también nos presenta estos diseños llenos de color.

Sin color no hay vida, sin vida no hay una buena decoración.

Con una gama de colores tan amplia como la que tenemos para decorar los diferentes ambientes de nuestra casa:

¿Cómo vamos a limitarnos solo a los tonos neutros?

Nadie niega su belleza y sus encantos, su capacidad para crear espacios armónicos donde reine la paz; pero si en lugar de esto preferimos la vida, la energía y el dinamismo entonces tenemos que optar por combinarlos con toques de color.

Esta vez no iremos por tonos luminosos y delicados como los pasteles, ni tampoco por los intermedios, sino que apostaremos a decorar una sala minimalista con colores intensos y llamativos.


Utilizaremos rosas shock, fucsia, verde claro, rojo fuego, violeta y amarillo, entre otros. Pero para no romper con el equilibrio del ambiente, una clave fundamental, como color principal y base para plasmar todo nuestro diseño “colorido” hemos elegido al majestuoso e irremplazable color blanco.

Si alguna vez has pensado en aplicar el estilo minimalista en la decoración de tu sala de estar, esta es una buena ocasión para que te decidas a hacerlo pero anexándole una pizca de alegría y vida con estos detalles en color.

Así como podemos ver en la foto, las paredes de esta sala se encuentran revestidas en un impecable color blanco. A simple vista podría parecer que se trata de un papel donde vamos a dibujar y pintar nuestra obra de arte, y es una buena comparación para valorizar la importancia de que la pared sea pintada en un blanco limpio y luminoso.

En juego con el también tenemos el piso blanco que nos ha obligado a pintar una franja divisora en color verde claro para que no se unan y parezca toda una misma superficie.


Aquí el mueble protagonista es el sillón verde limón que por supuesto se destaca al máximo sobre la pared y el piso blanco. Desde el techo cuelgan las 3 lámparas modernas en color amarillo, rojo y lila que se convierten en un foco de atracción total cuando se encienden, pero así también mientras están apagadas por su diseño tan vistoso.

La naturalidad del habitación es otro aspecto que debemos seguir cuidando y por eso se ha optado por agregar una planta pequeña enmaletada próxima al sofá sobre una alfombra rustica que combina con las ramas secas que contiene el jarrón del otro extremo.

Por ultimo y no menos importante, el detalle negro en toda esta combinación de colores para seguir equilibrando la balanza. Aquí se ha decidido colocar un reloj de diseño sencillo en la pared pero que con sus puntos negros resalta de maravillas sobre este fondo. Una sala minimalista que renuncio a los colores neutros para llenarse de vitalidad con toques de color.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2013, 05. Salas minimalista llenas de color. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/salas-minimalista-llenas-de-color.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto