Luz natural – Luz artificial


   


ILUMINACIÓN. La iluminación es un factor importante en toda decoración. Ésta ha dejado de tener como única función propiciar buenas condiciones de seguridad y visibilidad.

Actualmente se considera que la luz debe, de igual forma, crear una atmósfera grata acentuando los distintos estilos decorativos.CARACTERÍSTICAS DE LA LUZ NATURAL. La luz natural es la que proviene del sol. La cantidad de luminosidad cambia de acuerdo con el tamaño del espacio por donde ingresa al ambiente, y se regula mediante cortinas o equivalentes. Intensidad. Se puede graduar la intensidad de la luz natural que penetra en un ambiente utilizando persianas, cortinas, estores, etc. Reflexión. La luz, al ingresar, se refleja sobre determinados objetos. Tonalidad. Dependerá de la hora, por las mañanas será blanca y al atardecer rojiza.CARACTERÍSTICAS DE LA LUZ ARTIFICIAL. La luz artificial es indispensable cuando la natural desaparece.

Si en una habitación bien decorada no se han tomado en cuenta los cambios de luz, todo su encanto desaparece cuando la iluminación se torna deficiente. Si se conocen y manejan óptimamente los efectos que produce cada tipo de luz artificial, ésta no representará ningún problema. Luz combustible. Se obtiene del fuego, como las velas, lámparas de petróleo o kerosene, una chimenea, etc. Esta luz es irregular y parpadea mucho, por esto sólo debe utilizarse decorativamente. Iluminación incandescente. Despide luz cálida: foco, vela, halógeno. Iluminación de descarga. Emite luz blanca: fluorescentes.

APLICACIÓN DE LA LUZ EN UN LOCAL. Existen tres tipos de iluminación: ambiental, puntual o concentrada y decorativa. Lo aconsejable es combinarlas, en función del uso práctico del local y de sus necesidades estéticas. Luz ambiental. Es la que ilumina al ambiente en general y de manera uniforme; se ubica en los techos. Es recomendable para áreas que requieran bastante luz, como pasillos, baños y cocinas, entre otras. Luz puntual o concentrada. Da el efecto de un rayo de luz dirigido a un lugar u objeto determinado. Se emplea para iluminar mesas, cuadros, obras de arte, etc. No afecta a la iluminación general. Luz decorativa. Se caracteriza por ser usada como elemento estético más que funcional, para realzar la decoración. Ejemplos de este tipo de iluminación son la fibra óptica y las luces de neón, entre otras.

Iluminación exterior. La iluminación exterior puede emplearse para realzar la fachada del establecimiento, con lo cual puede lograrse que las personas se sientan atraídas e ingresen. Iluminación adosable a la pared.- Se coloca en las paredes de los jardines o pasadizos. Provocan un efecto de iluminación puntual. Estacas.- Éstas se incrustan en el piso e iluminan de abajo hacia arriba, dando énfasis a la zona a la cual alumbran. Ejercen un efecto de rayo de luz y hacen que los muros se vean más altos. Postes.- Son elementos longitudinales a diferentes alturas, donde se colocan una, dos, tres o más luminarias, dependiendo de la altitud de los mismos.Alternativas de iluminación. Luces convencionales. Son las ambientales de luz cálida, usadas para actividades que no implican un esfuerzo de la vista, como leer. Luces fluorescentes. En especial son apropiadas para zonas de trabajo donde se esfuerce la vista, ya que su luz blanca proporciona mejor claridad. Luces dirigidas. Son luces destinadas a resaltar determinado objeto o espacio. Pueden ser spots o lámparas de pie; se pueden dirigir hacia arriba o hacia abajo.

SENSACIONES Y EFECTOS. Es posible crear efectos sobre la base de luz. Al aumentar ésta el espacio crece, y al disminuirla se achica visualmente. También influye en el ánimo de las personas, siendo estimulante la luz intensa y calmante la luz tenue.

MATERIALES PARA CIELOS RASOS. Pudiendo ser, en algunos casos, el centro de interés, el cielo raso es a menudo un elemento discriminado y olvidado. Ello constituye un error, pues posee la misma importancia que los pisos y paredes. Es aconsejable emplear colores claros en los techos de las cebicherías, ya que comunican la impresión de amplitud, claridad y limpieza del espacio. A la hora de seleccionar los materiales de los techos ha de tomarse en cuenta la acústica, porque es allí donde repercuten los sonidos de todo el ambiente. Casi todos los materiales que se emplean en pisos y paredes (como pintura, corcho, madera) son utilizables también en cielos rasos. Es importante no olvidar que estos constituyen un elemento fundamental en cualquier decoración.

La altura puede acercarse o alejarse de la vista mediante el color. Si el cielo raso es demasiado elevado, se puede contrarrestar esa visión pintándolo de un color más oscuro que el de las paredes. Cuando es demasiado bajo, se puede “alejar” de la vista recurriendo a color más claro que el de las paredes o pintándolo de blanco. Si quiere resaltar su cielo raso, éste deberá pintarse en algún color diferente al de las paredes. Por el contrario, si desea que éstas y el cielo raso se vean como un solo elemento, deberá pintar ambos de igual color. El restaurante de la foto se encuentra realzado en su decoración con este imponente cielo raso. (Colaborador del articulo: Raul E. Nolasco)


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario