Historia del Coliseo romano


   


Coliseo romano

Del italiano Coloneo, el famoso anfiteatro de roma se creo una edificación para albergar los luchadores de gladiadores, el anfiteatro que se construye en todas las ciudades importantes del imperio. El anfiteatro flavio o coliseo, fue el mayor de todos ellos y una de las más grandes construcciones en la antigüedad. El origen de este desde épocas del Julio Cesar, las luchas de gladiadores y similares se celebraban en los circos o en estructuras desmontables construidas al efecto. Fue construido en un breve plazo de tiempo que puso a prueba la capacidad de organización de los maestros de obras que impusieron un sistema de varios turnos, la prefabricación de ciertos elementos y la construcción modular, con la ayuda de una compleja maquinaria y una mano de obra especializada. Los materiales utilizados fueron diferentes según las cargas que tenían que soportar; en los pilares muros exteriores se empleo piedra y ladrillo y utilizaron el hormigón en la construcción, se emplearon 100,000 m3 de travetino y 300 toneladas de metal para las grapas que mantenían unidos los bloques.

A diferencia de los primeros anfiteatros cuya ubicación se preocupaba que estuviera en colinas para ofrecer apoyo a los muros, el coliseo es una estructura independiente de piedra y cemento de 48 metros de altura y 188 de largo por 156 de ancho con capacidad para 50,000 espectadores que podrían acceder o salir en menos de 3 minutos gracias a una compleja red de pasadizos y salidas. Desde el exterior presentaba 4 pisos en arcadas en las que de pueden apreciar la súper posición de órdenes en columnas de 3 cuartos con función decorativa. La fachada del Coliseo es uno de los ejemplos más completos del lenguaje clásico arquitectónico. Su combinación del sistema arquitrabado (columnas y dinteles) con las arquerías sobre pilastras y el empleo de los órdenes superpuestos han servido de modelo de composición clásica a lo largo de los siglos. Pero también es relevante la presencia del ático, el remate casi ciego que albergaba los mástiles del velarium, un inmenso toldo para dar sombra a los espectadores. Esta colosa edificación es considerada hoy en día una de las 7 maravillas del mundo 2007. Por Ana Luisa García, para www.arqhys.com.


Publicaciones relacionadas:


5 Comentarios

  1. anni julieth says:

    la historia es miy chebre

  2. nazarenno says:

    es rkicoxzc

  3. Meel says:

    Muy bueno me sirvió para un powerpoint xd

  4. loudes says:

    algo rarete okay sdasdsa

  5. danita michella espinoza pareja says:

    pero quien fue el que lo descubrio el coliseo de roma ………. buenooooo puesssss meparece que esta malllllll escrito ¿ que penitaaaaaa ?

Deja un comentario