Cal viva


   


CAL VIVA.

Es óxido de calcio. Se obtiene por calcinación a 1000º C de la piedra caliza. Los hornos pueden ser: intermitentes o continuos. HORNOS INTERMITENTES. Son hornos de campaña, con paredes de ladrillos continuos. Los trozos de piedra caliza, que se echan por la parte superior del horno, se acumulan de mayor a menor, dejando una cavidad para el combustible.

Se enciende el horno elevando la temperatura gradualmente, hasta que las piedras se presenten porosas, por los gases de combustión que circulan entre ellas y provocan su descomposición. Se deja enfriar y se extrae la cal formada corriendo la reja metálica de la parte inferior. La operación dura 50 horas, mas o menos. Inconvenientes de estos hornos:

Pérdida de calor y tiempo, dada la necesidad de esperar que se enfríe para volverlo a cargar.

Emplean mucha mano de obra en la carga y descarga.

Pérdida de anhídrido carbónico que se desprende.

HORNOS CONTINUOS. Los hornos continuos protegen los ladrillos continuos con una chapa externa. Equipos apropiados mueven mecánicamente la materia prima y la cal obtenida. Los hornos continuos funcionan sin interrupción: a medida que se extrae la cal viva se agregan nuevas porciones de piedra caliza. Los hornos continuos pueden ser de dos tipos: verticales y rotatorios. Hornos continuos verticales. Estos hornos se constituyen en granito, revestidos parcialmente con piedra de talco aislada previamente para facilitar el deslizamiento de la cal obtenida. Es muy semejante al horno intermitente, con la diferencia de que mientras la carga se realiza por medio de tres hogares laterales la descarga se efectúa por tres puertas laterales dispuestas geométricamente. Los hornos verticales utilizan piedras calizas de mediano tamaño. El combustible es indistinto: leña, fuel oil o gas natura. Este tipo de hornos aprovecha el anhídrido carbónico que se desprende y evita pérdidas de calor.

Inconvenientes: El combustible y la piedra caliza se disponen en capas alternadas y presenta el inconveniente de facilitar una cal de calidad inferior, mezclada con cenizas, escorias, etc. Hornos continuos Rotatorios. Consisten en una galería circular, dividida en diversas cámaras donde se coloca la piedra caliza triturada cubierta por el combustible que puede ser fuel oil o gas natural. La combustión se inicia en una cámara y los gases calientes de la misma pasan a través del material que leva las otras cámaras, calentándolo, y sale por una chimenea central. El material de la primera cámara, una vez cocido es enfriado por el aire que viene del exterior y este, una vez caliente favorece la combustión en las cámaras siguientes. Terminada la operación en la primera cámara, esta se aísla por medio de un tabique y la operación completa pasa a realizarse en la segunda cámara y así sucesivamente. (Articulo enviado por: Ramón López García. Pais: Republica Dominicana, Email: Prefiere anonimato)


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*