Cómo reparar un techo de tejas



No espere a tener una gotera para poner su techo en buenas condiciones.

Cómo reparar un techo de tejasUn poco de mantenimiento preventivo puede evitar una reparación de emergencia. Las tejas rotas, los tapajuntas oxidados y los clavos salientes son sólo algunas señales de que su techo necesita algo de mantenimiento.

Anatomía de un techo

Anatomía de un techo

Términos relativos a los techos

Alero: borde horizontal y más bajo de un techo inclinado.

Ampollas: burbujas que pueden aparecer en la superficie de asfalto del techo una vez colocado.


Asfalto: agente bituminoso a prueba de agua que se aplica a los materiales de techado durante la fabricación.

Bajante (tubo de bajada): tubo que desagua las canaletas del techo.

Borde escurridor: material resistente a la corrosión y a las manchas que se usa en aleros y voladizos para permitir que escurra el agua de la estructura subyacente.

Caballete: ángulo horizontal externo y superior formado por la intersección de dos aguas inclinadas del techo.

Calafatear: rellenar una junta con masilla o cemento asfáltico para prevenir las goteras.

Canaleta: canalón que conduce el agua de los aleros a la bajante.

Cemento asfáltico plástico para techos: cemento con base de asfalto que se usa para adherir entre sí los materiales de techado. Se conoce también como cemento tapajuntas o mastique.

Cemento: véase cemento asfáltico plástico para techos.

Cinta asfáltica: cinta impregnada de asfalto que se usa con cementos asfálticos a manera de tapajuntas y parches de techos asfálticos.

Clase “A”: el máximo grado de resistencia contra incendios para techos según la Asociación Estadounidense de Pruebas y Materiales (ASTM). Indica que el techo es capaz de soportar una exposición intensa a cualquier fuego originado fuera del edificio.

Clase “B”: grado de resistencia contra incendios que indica que el material del techo es capaz de soportar una exposición moderada a cualquier fuego originado fuera del edificio.

Clase “C”: grado de resistencia contra incendios que indica que el material del techo es capaz de soportar una exposición baja a cualquier fuego originado fuera del edificio.

Cubierta: superficie instalada sobre las piezas del armazón, sobre la que se disponen las piezas de techado.

Cubierta: tablas para exteriores que se usan como material de revestimiento del techo.

Decoloración por algas: Tipo de decoloración del techo causada por algas. Conocida comúnmente como crecimiento de hongos.

Desplazamiento horizontal: distancia horizontal desde los aleros hasta un punto situado exactamente debajo del caballete.

Dimensión horizontal: distancia horizontal de un alero a otro.

Elevación: distancia vertical desde la línea de los aleros hasta el caballete.

Espesor: número de capas de las que consta un techo.

Fieltro: material fibroso impregnado en asfalto que se usa como contrapiso del papel protector.

Hilada: hilera de tejas u hoja de material de forro que corre a lo largo del techo.

Inclinación: declive del techo expresado como la razón entre la elevación y el desplazamiento horizontal, en pulgadas.

Limahoya: ángulo interno formado por la intersección de dos planos del techo inclinados.

Mastique: véase cemento asfáltico plástico para techos.

Paquete: conjunto de tejas. Puede haber tres, cuatro o cinco paquetes por cuadro.

Pendiente: inclinación del techo expresada como la razón entre la elevación y el desplazamiento horizontal en pulgadas.

Pestaña: parte de una teja que queda a la vista, definida por muescas.

Pintura base para mampostería: pintura base asfáltica que se usa para preparar superficies de mampostería a fin de adherirles otros productos asfálticos.

Plafón del alero: cara inferior terminada de un alero.

Rollo de material de revestimiento: producto asfáltico para techos fabricado en forma de rollo.

Solapar: cubrir la superficie de una teja o un material de revestimiento con otro.

Square: unidad de medida de techado para cubrir 100 pies cuadrados.

Tapajuntas de alero: capa adicional de material de techado aplicada a los aleros para ayudar a prevenir averías causadas por la acumulación del agua.

Tapajuntas de escurrimiento: porción de los tapajuntas adosada a una superficie vertical para impedir que el agua se filtre por debajo del tapajuntas inferior.

Tapajuntas: piezas de metal o material de revestimiento que se usan para impedir la filtración de agua al interior de un edificio a través de cualquier junta o saliente del techo, como tubos de ventilación, chimeneas, paredes contiguas, ventanas de buhardillas y limahoyas.

Tejas del caballete: tejas que se usan para cubrir el ángulo horizontal externo formado por la intersección de dos vertientes del techo.

Tira o punto autoadhesivo: elementos con un adhesivo aplicado de fábrica que pega las hiladas de tejas entre sí al quedar expuestos al calor del sol una vez colocados.

Tizones: pavesas despedidas por el fuego y transportadas por el aire.

Tope: borde más bajo de las pestañas de las tejas.

Tubo de evacuación: tubo de ventilación que penetra el techo.

Valle abierto: método de construcción de limahoyas en el que las tejas de los lados se recortan a lo largo de una línea de referencia. La línea de tiza se tira a ambos lados de la limahoya, las tejas no se colocan por encima de ella y el tapajuntas queda a la vista.

Ventila: cualquier salida de aire que sobresalga del revestimiento del techo, como un tubo o un conducto de escape, o bien cualquier dispositivo instalado en el techo, el frontón o el plafón del alero con objeto de ventilar la parte inferior del techo.

Voladizo: porción de la estructura del techo que sobresale de las paredes exteriores del edificio.

Materiales de techado Los tipos más comunes se listan a continuación.

Tejas mixtas. También llamadas tejas asfálticas, constituyen el material de techado más popular y menos costoso. La durabilidad viene determinada por el peso y el material usado para el núcleo. Los tejas con núcleo de fibra de vidrio son las más duraderas y tienen una clasificación clase A en la resistencia contra el fuego. Las que tienen núcleo de fieltro no son tan duraderas y están clasificadas como clase C. Las tejas más fáciles de colocar son las de tres pestañas, que miden 12″ de ancho y 36″ de largo.

La mayoría viene con tiras asfálticas para sellar las pestañas a medida que se colocan. El proceso de instalación en sí termina cuando el sol derrite el adhesivo que pega las tejas entre sí. Con los años algunas tejas empiezan a curvarse, a partirse y a perder el forro superficial. Los vientos fuertes pueden levantar las tejas viejas.

Tejas y listones de madera. Ambos son de madera, por lo general de cedro rojo occidental. Las tejas son más pequeñas, más delgadas y más livianas que los listones, y se cortan a ambos lados con sierra. Los listones se parten a mano y son más caros debido a su tamaño y al proceso de su fabricación, pero duran más que las tejas de madera. Ambos materiales son caros y tienen baja resistencia al fuego, a menos que reciban un tratamiento especial. Tanto las tejas como los listones se clasifican por número (1, 2 y 3), donde la clase superior es la 1.

Tejas de fibra de madera. Mucho más económicas que las de madera y los listones, estas tejas están hechas de aglomerado y vienen en tableros de 4′ de largo. Se colocan de la misma manera que las tejas de madera sólida, pero la tarea resulta mucho más ágil, porque tienen marcas de alineación que hacen que no sea necesario medir cada hilada. 

Uso de escaleras de extensión

Por razones de solidez y rigidez, elija una escalera de clase I o tipo II. Debe ser lo suficientemente larga para elevarse tres pies por encima del alero más alto de su casa. Sume un pie más para el ángulo de apoyo. A continuación le ofrecemos algunos consejos: 

  1. Manténgase apartado de las líneas de alta tensión. Incluso una escalera de madera, si está mojada, puede conducir electricidad.
  2. No debe subir a la escalera más de una persona por vez. 
  3. No use la escalera en días ventosos. 
  4. Nunca pinte una escalera de madera, porque podrían quedar ocultas imperfecciones causantes de posibles defectos futuros.

Colocación de la escalera

  1. Apoye firmemente las patas de la escalera en el suelo. 
  2. Suba por la escalera, sujetándose siempre con una mano. Cuanto más suba por la escalera, más liviana le parecerá.
  3. Para extenderla, apoye firmemente el pie en el primer escalón, suba la escalera y hale la cuerda. Asegúrese de que las dos trabas se enganchen.
  4. La mejor posición final para la escalera es a una distancia de la casa equivalente a un cuarto de la longitud que tenga una vez extendida. 
  5. Asegúrese de que esté firmemente apoyada en el suelo. No trate de calzarla con ladrillos ni trozos de madera. Si la escalera está desnivelada, puede comprar un nivelador de patas especial para escaleras de extensión. Nunca trate de calzarla por su cuenta. 
  6. Use las dos manos para subir.
  7. No trate de cargar las herramientas mientras sube. En vez de eso, póngalas en una cubeta.
  8. Mantenga las caderas entre los largueros y no intente alcanzar algo que lo obligue a inclinarse demasiado.
  9. Es aconsejable usar un accesorio que mejore la estabilidad de su escalera, que proteja los largueros, que salve los obstáculos o que la mantenga apartada de la casa. Publicación colaborada por Pedro María Sueta, México.
Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2013, 01. Cómo reparar un techo de tejas. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/arquitectura/como-reparar-un-techo-de-tejas.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto