Construccion de drenajes subterraneos



¿Qué es un drenaje?

Drenaje es un término que proviene del francés drainage y que hace referencia a la acción y efecto de drenar.

Este verbo, a su vez, significa asegurar la salida de líquidos o de la excesiva humedad por medio de cañerías, tubos o zanjas.

Para la ingeniería y el urbanismo, el drenaje es el sistema de tuberías interconectadas que permite el desalojo de los líquidos pluviales o de otro tipo.

El drenaje sanitario es aquél que lleva los desechos líquidos de las viviendas o industrias hacia plantas depuradoras, donde se realiza un tratamiento para que el líquido pueda ser vertido en un cauce de agua y siga desarrollándose el ciclo hidrológico.

Construcción de drenajes subterráneos.

En relación con la construcción, el proyecto estará con carácter general a lo indicado en la norma 5.2 IC Drenaje superficial o aquella que la sustituya, y prescribirá que los sistemas de drenaje subterráneo no se usen en ningún caso con funciones diferentes de aquellas para las que hubieran sido proyectados, ni aún en situaciones provisionales de obra.


Asimismo especificará las condiciones de acopio y almacenamiento en su caso, de los materiales y productos para la ejecución de los trabajos de drenaje subterráneo.

En la apertura y ejecución de zanjas para drenaje subterráneo se estará, con carácter general, a lo especificado en los artículos 321 y 420 del PG-3.

El Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares indicará expresamente la necesidad de la comprobación topográfica de los fondos de las zanjas antes de proceder a su relleno.

En caso de emplearse zanjadoras, estas deberán contar con sistemas de control de nivelación que garanticen este aspecto.

El proyecto especificará que la colocación de conductos se efectúe del desagüe hacia aguas arriba, además prescribirá que las zanjas no deben permanecer abiertas más tiempo del estrictamente necesario y que se deben impermeabilizar superficialmente, en su caso, tan pronto como sea posible. Por su propia naturaleza, ciertos elementos de drenaje subterráneo entrarán en funcionamiento por sí mismos tan pronto hayan sido concluidos (drenes californianos, pantallas drenantes, pozos, etc.).

El proyecto deberá estudiar las fases de construcción de forma que estén resueltos con carácter previo, sus desagües, conexiones, afecciones a otras zonas de las obras, etc.

Asimismo deberá contemplar la ejecución coordinada del drenaje de estabilización con las explanaciones, siempre que sea posible.

El Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares especificará, en función del sistema de drenaje subterráneo de que se trate, los procedimientos a emplear para la comprobación de su funcionamiento una vez se haya concluido.

La verificación de la integridad de las tuberías podrá llevarse a cabo visualmente cuando sea posible, o por otro medio que haya sido sancionado por la práctica (introducción y extracción de torpedo, cámara de televisión, etc.).

Deberá reflejarse en planos la disposición de los sistemas de drenaje subterráneo realmente construidos, con la precisión necesaria para permitir los trabajos de limpieza, mantenimiento y conservación, así como para facilitar la realización o autorización de obras posteriores.

Este aspecto resulta de especial importancia en obras que puedan quedar ocultas o que resulten de difícil acceso. En este sentido, el proyecto puede determinar la conveniencia de que se instalen hitos u otro tipo de referencias en el terreno, para facilitar la localización de dichas obras.

Complementos sobre el drenaje.

Sistemas de drenaje subterraneos.

En ocasiones, puede resultar conveniente la disposición de otros elementos o sistemas de drenaje diferentes de los indicados en los apartados 3.1 a 3.16 de estas recomendaciones.

El proyecto deberá justificar la conveniencia y necesidad de su aplicación, efectuar su dimensionamiento y definir cuantos aspectos sean necesarios para permitir la construcción y conservación de dichos elementos o sistemas. Para ello deberá contar con la aprobación de la Dirección General de Carreteras.

En todo caso el proyecto deberá analizar los siguientes aspectos: —

  • Justificación expresa de la necesidad y adecuación del elemento o sistema propuesto a la problemática planteada.
  • Cálculos hidráulicos, mecánicos y cuantos otros pudieran ser necesarios, para garantizar el correcto funcionamiento del elemento o sistema.
  • — Situación, trazado y puntos de conexión, entronque, desagüe y cambio de dirección en su caso. —
  • Características de permeabilidad o estanqueidad en su caso, tanto de los elementos como de sus puntos de conexión, entronque, desagüe y cambio de dirección. —
  • Estabilidad y durabilidad de los materiales, elementos o sistemas de drenaje.
  • — Propiedades mecánicas y características de los materiales, elementos o sistemas en cuestión.

Cuando se trate de sistemas constituidos por unión de elementos individuales, deberán analizarse las características de los elementos aislados y del conjunto, una vez dispuesto en obra. —

Criterios de recepción y almacenamiento de materiales, elementos y sistemas. —

Necesidad de interposición de elementos de separación y filtro, y definición de estos en su caso. Procedimientos de puesta en obra y definición de fases constructivas en su caso. — Donde fuera de aplicación, estabilidad de las obras, tanto de tipo local (de los propios sistemas construidos), como global (formando parte de otros elementos u obras de mayores dimensiones, tales como taludes en desmonte, rellenos, etc.), antes, durante y después de la ejecución de los trabajos en cuestión. —

Descripción de las principales actividades de conservación. — Necesidad, tipo y frecuencia de limpieza, mantenimiento y reparaciones. —

Necesidad, tipo y frecuencia de la auscultación, cuando fuera de aplicación.

En el proyecto se especificarán aquellos aspectos que se consideren más significativos para el adecuado funcionamiento de los sistemas de drenaje durante las fases de construcción y explotación de la carretera.

En aquellas unidades de obra que dispusieran de artículo o referencia expresa en el PG-3, se observará lo especificado en los mismos.

Drenajes de la tierra.

El propósito de la fuga de la tierra es que el agua en el suelo húmedo o pantanoso pueda drenar rápidamente para aliviar la presión hidrostática.

Se trata de estructuras subterráneas lineales que se establecen a una caída que deben ser lo más fuerte posible, ya que se utilizan en la agricultura y en la construcción de las obras.

La tierra moderna adopta desagües a través de una perforación discontinua (es decir, abierto-articulado) de la cañería. Normalmente, el drenaje de la tierra conduce el agua excedente a una zanja abierta o fuente de agua natural.

En la agricultura:

Tradicionalmente, el drenaje de la tierra se forma en los suelos arcillosos, excavando una zanja para la formación de un “túnel” con piedras planas.

Los desagües en las tierras agrícolas tienen que ser instalados bien profundos para evitar daños al arado. Más tarde se utilizaron tubos de barro, todavía se utilizan y se pueden colocar en una zanja excavada, con más frecuencia en estos días, un agujero horizontal se forma en el suelo con un arado topo y los tubos se ven obligados a través de una mano o prensa mecánica.

Por este medio, los suelos húmedos, pantanos y ciénagas pueden ser modificables para la agricultura. Prácticamente todos los cultivos necesitan un suelo con buen drenaje para crecer bien.

Desagües modernos

Muchos desagües modernos se crean utilizando tubos de plástico, rígido o flexible, con los agujeros colocados sobre gravilla.

Un material geotextil puede rodear la grava para impedir la entrada de limo y puede ser instalado en una zanja excavada.

El tubo flexible se realiza como un rollo en la parte posterior de la máquina. A veces, una tolva de grava se mantiene cubierta por una máquina adyacente. La pipa y la grava bajan las aberturas en la hoja de la pala del tractor a medida que avanza a lo largo de la ruta deseada.

En la construcción de edificios

El propósito del drenaje de la tierra en la construcción de edificios es algo diferente. Si se crean huecos en el suelo por cualquier razón, tienden a llenarse de agua.

También las cargas estáticas en cualquier estructura subterránea y muros de contención pueden aumentar de forma masiva por la presencia de agua en el suelo circundante.

El drenaje de la tierra se introduce para aliviar esta presión. Tradicionalmente, los drenajes fueron creados detrás de muros de contención para permitir que el agua drene a través de los escombros a un punto adecuado. Gracias al señor Ramón Engombe Mella por enviarnos este material como colaboración para ser publicado en ARQHYS. 

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Construccion de drenajes subterraneos. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/arquitectura/construccion-drenajes-subterraneos.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto