Caracteristicas de los equipos electricos



Caracteristicas de los equipos electricos. 

Contrario a lo que se cree, el propósito principal de la protección contra sobrevoltaje no es el de proteger el equipo electrónico contra la caída de rayos.

Aunque la mayoría de los equipos contra sobrevoltaje momentáneo ofrecen protección contra estas fuertes aunque raras descargas eléctricas, los protectores de hoy en día están diseñados para proteger el equipo eléctrico de oficinas contra las descargas eléctricas más pequeñas y mucho más frecuentes.

Las copiadoras, computadoras, máquinas de fax y otros equipos de oficina actuales utilizan una circuitería electrónica mucho más avanzada que las máquinas que les anteceden.

Esta circuitería puede procesar gran cantidad de datos a una velocidad increíble y, aunque también es capaz de detectar pequeñas alteraciones en la corriente eléctrica originadas dentro del generador eléctrico de la oficina, puede interpretarlos erróneamente como auténticas señales de comunicación.

Estas alteraciones eléctricas apenas perceptibles, generalmente son causadas por:

  • 1) cambios repentinos de voltaje al encender o apagar refrigeradores o unidades de aire acondicionado.
  • 2) repentinas fluctuaciones de voltaje en el suministro de energía de la compañía local de electricidad.

La alteración eléctrica más común y potencialmente más dañina, es el pico de corriente de fuga. Estos picos son descargas repentinas y de poca duración de un voltaje más elevado de lo normal. A mayor descarga, mayor potencial de daño inmediato.


Sin embargo, aún los picos más pequeños pueden ocasionar errores en los datos de las máquinas y otros problemas y, en última instancia, su efecto acumulativo puede resultar en el fallo prematuro de los equipos de oficina. Los protectores contra sobrevoltaje se han modernizado, aunque mantienen un precio accesible y protegen los equipos de oficina contra perturbaciones eléctricas mayores o menores, incluyendo picos de corriente de fuga.

Estos dispositivos funcionan ofreciendo un “camino de menor resistencia” para canalizar el exceso de voltaje fuera de la circuitería del equipo de oficina; “recortan” el exceso de voltaje y permiten que sólo la cantidad necesaria de energía acceda a las máquinas, con lo que contribuyen a prolongar la vida útil de los equipos.

Los protectores contra sobrevoltaje más sencillos funcionan a manera de disyuntores; reaccionan a alteraciones eléctricas y sobre voltajes extremos canalizando el exceso de voltaje a un fusible (generalmente cuentan con una luz que indica que el fusible se ha fundido).

Un fusible es básicamente un pedazo de alambre fino que está diseñado para calentarse y derretirse si su máximo régimen de corriente se excede. Se coloca en serie con el circuito que va a proteger.

Cuando la corriente que fluye en el circuito excede la capacidad del fusible, se derrite y destruye una parte del camino conductor impidiendo de esta forma el paso de la corriente al resto del circuito.

Normalmente esta rotura ocurre rápidamente para evitar daños al alambrado, componentes del circuito o la fuente de potencia. En estas aplicaciones ordinarias se utilizan los llamados fusibles rápidos. Algunos circuitos. Sin embargo, se diseñan para producir o sostener pulsos cortos de corriente alta sin sufrir daño.

Estos circuitos se necesitan proteger contra impulsos de corriente los cuales son muy grandes y altos o muy largos en duración.

En estos casos se utilizan fusibles de acción retardada o fusibles lentos (Figura 1.18). Un fusible de acción retardada no se derrite sí su régimen de corriente se excede durante un corto período de tiempo. Sin embargo, si la sobrecarga es muy grande o persiste durante un tiempo largo, el fusible se derretirá y abrirá.

Dado que estos protectores contra sobrevoltaje requieren ser reemplazados después de su exposición al voltaje excesivo, muchos fabricantes ofrecen una garantía de repuestos de por vida. Aunque la mayoría de los protectores contra sobrevoltaje protegen los equipos de oficina sólo contra alteraciones eléctricas relativamente fuertes, podrían no proteger adecuadamente los equipos contra las alteraciones más pequeñas y frecuentes que pueden producir daños a largo plazo.

Los protectores contra sobrevoltaje más sofisticados emplean varistores de óxido metálico (MOV) para recanalizar el exceso de voltaje (Figura 1.19), al tiempo que incorporan disyuntores como protección contra sobrevoltajes ininterrumpidos.

Un varistor está echo de un material que es altamente resistente a la electricidad sólo hasta cierto nivel de voltaje. Por lo tanto, cuando se utiliza el varistor en un protector contra sobrevoltaje, se ha diseñado de manera que no interfiera con la línea de corriente alterna que recibe niveles “normales” de voltaje; sin embargo, cuando el voltaje excede cierto nivel, la resistencia del varistor disminuye inmediatamente, abriendo un camino de menor resistencia al exceso de voltaje.

Los protectores contra sobrevoltaje que incorporan MOV’s están diseñados con una tolerancia eléctrica relativamente reducida, y por lo general protegerán los equipos de oficina contra alteraciones eléctricas grandes y pequeñas.

La mayoría de estos protectores incorporan también dispositivos para la interferencia electromecánica (EMI) y de radiofrecuencia (RFI), que ocurren cuando otras fuentes de electricidad (luz fluorescente, estaciones de radio cercanas o motores de autos en marcha) irradian energía eléctrica que puede ser absorbida por el cableado eléctrico o por el equipo de oficina directamente.

Si la circuitería eléctrica de una copiadora, impresora, máquina de fax, o cualquier otro instrumento electrónico se expone a la interferencia electromecánica o radiofrecuencia durante mucho tiempo, puede sufrir efectos negativos. Quizás la característica más importante de un protector contra sobrevoltaje sea la garantía del fabricante sobre el equipo al que está conectado, con lo que respalda la funcionalidad del producto.

Una garantía sobre equipo conectado afirma que si alguna parte del mismo resulta dañada mientras se usa algún protector contra sobrevoltaje, el fabricante de dicho protector compensará a su usuario con una cantidad específica por los daños.

Los montos de estas garantías varían de unos cuantos miles a millones de dólares, dependiendo del fabricante y del grado de sofisticación del protector en cuestión. Como resultado, muchos usuarios perciben dichas garantías como “pólizas de seguros”, o sea que los usuarios cuentan con la certeza de que el equipo de su oficina está asegurado, aun si los protectores contra sobrevoltaje no funcionaran. Gracias al colaborador Victor Claudio Smeller por enviarnos esta interesante información. [ Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com ].

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Caracteristicas de los equipos electricos. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/casas/caracteristicas-equipos-electricos.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto