Saltar al contenido

Nuevo cementerio de Castellon

Jardines exteriores. Nuevo cementerio de Castellon.

Nuevo-cementerio-de-CastellonPEl Conjunto Edificatorio del Nuevo Cementerio de Castellón comprende los usos de tanatorio, oficinas y servicios funerarios. Este Conjunto se encuentra dentro de un recinto cerrado que conforma el Nuevo Cementerio de Castellón, al oeste de la ciudad, a unos 2 kilómetros de distancia de la periferia urbana. La propia edificación dispone de dos zonas destinadas a ser tratadas como elementos de jardín: una zona frente los velatorios y la otra en el tránsito desde los velatorios a la sala previa del horno crematorio.

Descargar la presentación completa PDF. Arquitectura: Emilio Llobat Guarino Direccion de obra: Emilio Llobat Guarino – Julia Godes Sanz Bremond Constructor: Azahar, Jardineria y Riesgos S.A. Ingenieria: Alfonso Llobat Guarino

JARDÍN FRENTE VELATORIOS. Es un elemento que queda delimitado entre dos escaleras de acceso a la edificación, la pared posterior de unas construcciones destinadas a locales y la zona porticada exterior frente velatorios. El ámbito de trabajo es un plano rectangular. Las vistas al mismo son desde el pasillo de acceso a los velatorios.

El jardín, pues, se contempla desde el exterior de cada velatorio y pretende ser un elemento de paz y meditación para los asistentes al lugar. Su dimensión longitudinal es similar al pasillo que accede a los velatorios, recogiendo todas las vistas. Este pasillo dispone de amplios ventanales que lo recorren y acceden al exterior. El exterior dispone de una zona cubierta y otra descubierta cuya continuación es el jardín propuesto. Los solados exteriores son de piedra filita y se encuentran con el jardín a un mismo nivel.

La pared que limita el jardín está completamente revestida con planchas de hierro oxidado y tratado que remarcan el color tierra como fondo y límite de la propuesta. Se ha pretendido crear un lugar que recoja la espiritualidad del lugar e infunda ánimo al visitante, creando vistas a un elemento natural que tenía un paramento como límite.

El planteamiento partió de introducir elementos vegetales y grava blanca rodada sobre una base de madera, a modo de pequeño bosque, de inspiración oriental. Se utilizó el bambú en los elementos vegetales y la grava blanca como elemento acuático. Ambos encastrados en una base de traviesas de madera de haya, todas de diferentes dimensiones longitudinales. Las zonas de bambú y grava insertadas en la base de traviesas tienen una anchura similar a éstas, pero cada elemento tiene una dimensión longitudinal distinta del resto.

Las zonas de bambú se colocaron en sentido transversal al del propio jardín y las de grava, en sentido longitudinal. La situación de los mismos crea unos recorridos sinusales en el sentido longitudinal del jardín, a modo de paseo para el visitante, pudiendo incorporarse al mismo desde cualquier punto de la zona de solado pétreo.

Los recorridos son múltiples y, en ningún caso, se pierde la vista frontal del elemento vegetal durante el paseo. Al recorrido acompañan pequeños prismas de luz, que alumbran las tempranas horas nocturnas del invierno, así como asientos para el reposo, realizados con traviesas de haya similares al solado y ensambladas con hierro oxidado y tratado. La orientación longitudinal del jardín es nordeste-sudoeste, creando la luz natural interesantes juegos de sombras y resaltando los colores naturales de los materiales y modificando el color tierra del paramento de hierro oxidado.

El riego de los elementos vegetales es mediante goteo, pero se han introducido piezas de pulverización entre los bambúes que, en determinadas horas crean una finísima lluvia que refresca el lugar, necesariamente y sobretodo, durante el tiempo estival. A la vez, se consigue un efecto estético de gran belleza que conforma un precioso espectáculo plástico. JARDÍN-PATIO. Este jardín se sitúa en un patio interior, delimitado en sus cuatro lados por paramentos. El patio sirve de tránsito del pasillo de los velatorios a una sala previa a la del horno crematorio, donde los familiares pueden asistir a la cremación.

Por tanto, la carga espiritual era muy importante para su concepción y diseño. El jardín es limítrofe al pasillo de acceso a los velatorios, dentro del propio edificio, existiendo un gran ventanal que permite las vistas y contemplación del jardín desde este pasillo. Con estos condicionantes, la propuesta quería mantener la sencillez y sobriedad que caracterizaba la edificación, pero resaltara, de manera especial la pureza y se sensibilizara con el lugar. Se ha creado, pues, un jardín de contemplación, en un plano de suelo inferior respecto al de la edificación, remarcando que no es un jardín transitable. Una pasarela cuelga sobre el mismo y permite el paso desde el pasillo de velatorios a la sala previa de cremaciones.

Esta pasarela ha sido cubierta con una pieza de marquesina opaca de hierro oxidado y tratado que queda suspendida en el aire y guarece en días de lluvia el paso exterior. El jardín se ha revestido con grava blanca rodada a modo de elemento acuático, del que surge un montículo de tierra con cinco rocas y helechos de río. La inspiración zen de este motivo pretende ser una visión de paz y relajación. La colocación y número impar de las rocas tiene un claro significado y referencia al simbolismo oriental. La arquitectura blanca acentúa la pureza del lugar y se crea un bello ambiente contemplativo con intenciones deliberadamente pictóricas y espirituales.

Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Portal de arquitectura Arqhys.com. Equipo de redacción profesional. (2012, 12). Nuevo cementerio de Castellon. Escrito por: Arqhys Construcción. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arqhys.com/construccion/nuevo-cementerio-castellon.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto