Catedral de San Basilio


   

Originalmente conocida como Catedral de la Intercesión de la Virgen en el Montículo, es un catedral localizada en la Plaza Roja, escoltada por el Kremlin y el Mausoleo de Lenin, en la ciudad de Moscú, Rusia.

Es reconocida mundialmente por sus impactantes cúpulas características. La catedral está dedicada a un pescador llamado Basilio, que se suponía que era vidente y sanaba a los pobres. La construcción de la catedral fue ordenada por el zar Iván el Terrible y se realizó entre 1555 y 1561. Al ser terminada, ordenó sacarle los ojos al arquitecto, Postnik Yakovlev, para que no pudiera construir nada igual. En 1588 el zar Fiodor Ivanovich ordenó que se agregara otra capilla, sobre la tumba de San Basilio, santo por el cual se empezó a llamar popularmente la catedral. La idea original consistía en construir un grupo de capillas, cada una dedicada a cada santo en cuyo día el zar Iván ganó una batalla.

Una torre central combina estas áreas en una sola catedral. La catedral se encuentra en el extremo sureste de la Plaza Roja, frente a la Torre Spasskaya del Kremlin, observada desde la parte central de los almacenes Gum, y se destaca por su colorido. Consiste en 9 pequeñas capillas construidas en un sólo elemento, cada una diferentes a las otras. El diseño se basa en el de iglesias contemporáneas de techo en forma de bulbo, tales como la Iglesia de San Juan Bautista en Dyakovo y la Iglesia de la Ascensión en Kolomenskoye. Se alza majestuosa, teniendo todos sus acabados una belleza máxima conseguida por la buena combinación de colores. La capilla del centro, se destaca bastante por el iconostasio en oro y las pinturas dedicadas a la virgen y a su hijo. En todo su alrededor, van formándose las demás capillas que se entrelazan desde la entrada principal hasta el primer piso.

Es un arsenal encantador de colores que se remolinan y de torres de ladrillo rojo. Las ocho torres con terminadas con cúpulas en forma de cebolla se colocan alrededor de una novena espira central, formando todo el conjunto una estrella de ocho puntas. El número ocho lleva un gran significado religiosa; denota el día de la resurrección de Cristo (el octavo día por el calendario judío antiguo) y el reino divino prometido – el reino del Octavo Siglo, que comenzará después de la segunda venida de Cristo. La estrella de ocho puntas simboliza la iglesia cristiana como luz de guía a la humanidad, enseñándonos el camino a Jerusalén y representa a la Virgen María, representada en la iconografía Ortodoxa con un velo decorado con tres estrellas de ocho puntas. Las cúpulas extravagantes e intensamente coloreadas, contrarrestan con un interior mucho más modestamente decorado y algo menos espectacular.

Pequeñas capillas débilmente alumbradas y pasillos parecidos a un laberinto llevan al interior de la iglesia y las paredes están cubiertas de diseños florales delicados realizados en colores pastel que datan del siglo XVII. Los visitantes pueden subir por una escalera estrecha de madera en caracol, ver una de las paredes descubiertas en los años 1970 durante el trabajo de restauración, y el maravilloso e invaluable iconostasio ubicado en la Capilla de la Intercesión que remontan del siglo XVI. La iglesia se ha salvado de la destrucción varias veces durante la historia tumultuosa de la ciudad. La leyenda dice que Napoleón quedó tan impresionado por la catedral que quiso llevársela a París con él, pero careciendo a la tecnología para hacerlo, ordenado a cambio que fuera destruida con las armas usadas por los franceses en la ciudad. Los franceses cargaron barriles de pólvora y encendieron sus fusibles, pero una llovizna milagrosa y repentina ayudó a extinguir los fusibles y prevenir la explosión. A comienzos de el siglo XX la catedral casi cayó presa a los principios ateos del régimen Bolshevik. En 1918 las autoridades del comunista sacaron al sacerdote mayor de la iglesia, Ioann Vostorgov, fundieron sus campanas y cerraron sus puertas.

En los años 30 Lazar Kaganovich, un colega cercano de Stalin y el director de la reconstrucción de la Plaza Roja, sugirió que la catedral fuera demolida para crear espacio y para facilitar el movimiento de desfiles públicos y el movimiento vehículo en la plaza. Stalin rechazó su oferta mientras que él hizo un segundo plan para destruir la catedral. Esta vez el valor del arquitecto y devoto de la cultura rusa, P. Baranovsky, salvó la iglesia. Cuando estaba ordenado preparar la catedral para la destrucción, él rechazó y amenazó cortar su propia garganta en los escalones de la iglesia. Por alguna razón Stalin canceló la decisión de demoler la iglesia y por sus esfuerzos Baranovsky fue recompensado con cinco años en cárcel. Un programa extenso de renovación está siendo realizado en el exterior y el interior de la iglesia, pero no estropeará las visitas a la catedral, hermoso edificio eclesiástico. Datos Técnicos. Arquitecto: Postnik Yakovlev Ubicación: Plaza Roja, Moscú, Rusia Fecha: 1555 a 1561 Tipo de Edificio: Catedral Sistema de Construcción: Ladrillo, Mampostería Contexto: Urbano Dirección: 4 Krasnaya Ploshad, Kremlin, Moscú Teléfono: (095) 298 5880 (095) 298 3304 (excursiones) Abierto: Miércoles – lunes 11 – 5.30pm, martes cerrado (Autor: Andres Pineda VillaVizar, www.arqhys.com )




Deja un comentario