Estetica del periodo Arcaico


   


Estética del período Arcaico, su arquitectura, escultura y pintura.

Estetica del periodo ArcaicoEl periodo Arcaico en Grecia es uno de los más brillantes de su historia gracias a tres fenómenos, la Colonización del Mediterráneo, el nacimiento de la Polis y las Tiranías: sentando una sólida base sobre la que se desarrolló una de las civilizaciones más asombrosas del mundo antiguo. Esto redundó también en el desarrollo artístico. El periodo arcaico abarca desde la conquista de los dorios en el siglo XII hasta el siglo V. Estaba comprendido por dos fases; la primera denominaba las relaciones primitivas y la segunda se formaron los cimientos de la madura cultura griega, en esta fase es donde vislumbran los gérmenes del pensamiento estético.

En este periodo surgió la cultura dórica y la jónica. En este periodo se aprovechó mucho el comercio, ya que las buenas condiciones geográficas que poseía Grecia le permitió a los hombres dedicarse a la cultura, a la poesía y al arte, ellos realizaban el comercio a través de los viajes marítimos, los cuales al pasar los siglos llegaron a dominar todo el mar mediterráneo, lo cual produjo que los griegos dejaran de ser un pueblo a orillas del mar y se transformaran en un pueblo de navegantes, es importante conocer que la navegación no era lo único que aumentaba las riquezas de los griegos, sino también su conocimiento del mundo y sus aspiraciones en donde nacieron grandes creadores del arte y de la ciencia a un nivel mundial. Los siglos de viajes y de comercio, de democracia y de industrialización alejaron a Grecia de sus creencias primitivas lo cual para ellos la naturaleza significaba más que el mundo sobrenatural. Su religión era la olímpica, esta era una religión humana y antropomórfica, esta religión domino la poesía y las artes plásticas de los griegos, impregnó su arte y la estética de los griegos llego a saturar la religión.

En la religión griega se desarrollaban nuevas creencias más satisfactorias para el hombre, donde Dionisos incita el secreto de la inmortalidad. El orfismo insiste en la oposición entre el alma y el cuerpo, en la responsabilidad individual, y concibe un ideal de vida purificada, ascética y virtuosa, que el pitagorismo desarrollará. Se renueva la religión Homérica. Ahora bien, los griegos empezaron ejerciendo solo dos tipos de artes: uno expresivo y el otro contractivo. La primera era la unión de la poesía de la música y de la danza con esta surgió la Triunica Choreia y la segunda abarcaba la arquitectura, la escultura y la pintura. Esta choreia era de carácter expresivo en donde exteriorizaba los sentimientos, que era acción y no contemplación. Este unía la danza, la música y el canto el cual estaba vinculado con el culto y los ritos, sobre todo los dionisiacos. Ahora bien, el primitivo arte expresivo era denominado imitación o mimesis, esto significa imitación, pero en el sentido del actor y no del copista.

Por otro lado la música en Grecia se separó temprano de la Triunica Choreia y ocupó su función de principal arte expresivo, la de expresar los sentimientos, claro está, esta mantenían sus vínculos con la religión, el culto y la danza. La primitiva música de los griegos estaba siempre estrechamente vinculada con la poesía. Esta música era sencilla, los griegos no conocían la polifonía, Estetica del periodo Arcaico 2el acompañamiento de esta siempre era unifono. La poesía de los griegos era una poesía arcaica pero perfecta, basada en la creación popular pero llena de maestría literaria, era lírica pero popular. Para Homero la poesía provenía de la musas o de los dioses y su fin es alegrar y dar cierto encanto. Para él, el valor de la poesía es proporcionar al hombre la alegría y en conservar la memoria de las viejas hazañas. En cuanto a la pintura, la escultura y la arquitectura estaban distanciadas de la poesía de la música y de la danza.

Los griegos crearon una arquitectura perfecta, esta estaba vinculada con la religión y el culto, los esfuerzos de los arquitectos griegos estaban dirigidos solamente a la edificación de los templos, ya que las casas de las viviendas de entonces tenían un carácter utilitario y carecían de aspiraciones artísticas. Los griegos crean conjuntos proporcionados y nos deleitan con el equilibrio de sus proporciones. Para el artista griego, la belleza es, ante todo proporción y medida. La arquitectura griega es de sillería, del tipo llamado isódomo, el material característico será el mármol blanco. A pesar de conocer el arco la arquitectura griega será exclusivamente dintelada. La arquitectura griega está representada fundamentalmente por los templos. Existen tres normas distintas para construir los templos, los tres órdenes son: Dórico, Jónico y Corintio. El entablamento en el orden Jónico es menos alto que en el Dórico, la columna Dórica carece de basa y es de fuste estriado. La columna jónica es más esbelta, el capitel está decorado por dos volutas.

El corintio solo se empleará en los últimos años del arte griego. Quienes lo usan son normalmente los romanos. Su capitel está decorado con hojas de acanto. El edificio por excelencia griego es el templo. Se construye para custodiar la imagen divina; es por lo general, de proporciones medianas. En cuanto a la escultura no había alcanzado la perfección ni era independiente, ni definitiva en sus formas. Estaba vinculada con el culto, se limitaban a las estatuas de los dioses y a la decoración de los templos, pero luego llegaron a esculpir al hombre. Esta escultura era antropomórfica. La mayor parte de las estatuas de este período se atribuyen a Dédalo, el escultor probablemente legendario. Son conocidas únicamente por testimonios literarios. Son también muy representativos de esta etapa los Kuroi y las Korai, que deben su existencia a la costumbre griega de realizar estatuas en memoria de los atletas. Su actitud más corriente es la de marcha, avanzando la pierna izquierda. En los últimos momentos del arcaísmo, los escultores avanzan tanto en la presentación de la figura humana en movimiento que puede intentar el complicado problema de componer grupos que decoren los frontones de los templos.

El interés por el movimiento lleva consigo un intenso estudio de la musculatura, pero avanzan muy poco en la expresión del rostro. Los guerreros de Egina nos muestran la sonrisa estereotipada de los atletas arcaicos. De esta época es también el Auriga de Delfos que ya señala la evolución hacia el clasicismo. Las artes plásticas de los griegos se dividía en dos estilos: el dorico y el jonico: el jonico revelaba mas libertad e imaginación mientras que el dorico era mas riguroso, sometido a normas rígidas. El estilo dorico fue el que caracterizó el periodo arcaico ya que fue el primero en alcanzar la perfección.

Por otra parte lo bello para los griegos era todo lo que le gusta, lo que atrae a despierta admiración, lo que complace a los ojos y a los oídos, a partir de este concepto de la belleza se formó un concepto de belleza estética más limitado. En cuanto al arte ellos lo entendían como todo producto de la habilidad técnica ‘TEKHNE’. Este arte perduró mucho tiempo, pero en el siglo XIX comenzó a suprimirse el termino arte y fue considerado como sinónimo de ‘bellas artes’. Estas llegaron a ocupar en los tiempos modernos el primer puesto y denominaron el nombre de arte. En cuanto al concepto de creación ellos no tenían un concepto claro. El arte lo entendían como una habilidad y veían en él tres factores: uno concebido por la naturaleza, el segundo transmitido por la tradición y el tercero proviene del artista.

Colaborado por: Rocio I. Jiménez, para arquitectura y construccion en ARQHYS.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario