Iluminacion en museos galeria



Iluminacion en museos galeria. Cada vez con mayor frecuencia se incluye en la planificación de iluminación para colecciones de cuadros y esculturas la arquitectura del museo.

Al contrario de lo que ocurre cuando se trata por ejemplo de planificar la iluminación de vitrinas en un museo. Tanto en edificios históricos como en las construcciones modernas de museos a menudo la propia arquitectura compite con lo expuesto; el objetivo de la planificación de iluminación por regla general será seguir con la relación de la importancia aplicada en cada caso entre arte y arquitectura en el concepto de la iluminación. Frecuentemente se utilizan en museos tanto la iluminación artificial como la natural (luz diurna).

El cometido de una planificación es controlar la luz diurna y coordinarla con la artificial. Un primer control y distribución de la luz diurna puede realizarse a través de partes arquitectónicas; el control de la iluminancia según las informaciones disponibles en cuanto a la conservación requiere instalaciones adicionales. Existen sistemas de control electrónicos que permiten un control combinado: regulan la entrada de luz natural mediante lamas movibles y si es necesario la complementan con luz artificial. No obstante, en cualquier caso se requiere un sistema de iluminación que asegure una iluminación apropiada en caso de no disponer de la suficiente luz diurna o por la noche.

Los objetos a iluminar son principalmente cuadros y grabados colocados en las paredes, así como esculturas dispuestas por el interior del espacio. La iluminación de los cuadros se puede realizar mediante una iluminación uniforme de la pared con ayuda de bañadores de pared o mediante una iluminación acentuada con proyectores. En ambos casos es necesario conseguir un adecuado ángulo de incidencia de la luz para evitar cualquier reflejo molesto en cristales o superficies brillantes.

En tal caso se ha demostrado como oportuno un ángulo de incidencia de la luz de 30° a la vertical (ángulo de museo), donde los criterios deslumbramiento por reflexión, iluminancia y sombras básicas son óptimos. Las esculturas requieren por regla general luz orientada para poder resaltar su forma plástica y las estructuras de su superficie; para este tipo de iluminación se utilizan principalmente proyectores y proyectores orientables empotrables.

Soporte de la iluminación es una estructura luminosa suspendida con Uplights para la iluminación indirecta del espacio y bañadores de pared para la iluminación directa de las paredes. Museo con luz diurna y techo luminoso. La iluminación complementaria de la luz natural y nocturna se realiza mediante bañadores de pared, que están montados en paralelo al techo luminoso. Raíles electrificados permiten una iluminación acentuada adicional con proyectores.


Iluminación de un museo histórico. Como no se permiten montajes ni en el techo ni en las paredes, la iluminación se realiza a través de bañadores de posición libre, que abarcan tanto la pared como el techo. Para la iluminación se emplean luminarias montadas en el friso, que actúan como bañadores de pared al tiempo que conducen luz hacia el techo a través de una rejilla prismática en la parte superior de la luminaria. El soporte de la iluminación es un techo suspendido, que transcurre a una distancia definida de la pared.

Por encima del canto de techo se han montado en raíles electrificados bañadores para la iluminación de las paredes; mediante una disposición no regular de bañadores de pared para lámparas halógenas incandescentes y fluorescentes se pueden conectar diferentes niveles luminosos y calidades de luz en las paredes. En el elemento de techo se han integrado proyectores orientables para la iluminación de esculturas. Como iluminación sirve un cuadrado de bañadores de pared para lámparas fluorescentes, complementadas por una disposición regular de Downlights para lámparas halógenas incandescentes. Salidas de conexión permiten la acentuación adicional a través de proyectores.

Bañadores de pared dispuestos en paralelo a las paredes proporcionan la iluminación de las mismas. Un cuadrado de raíles electrificados situados más al interior puede acoger proyectores para la iluminación acentuada. Iluminación de museo con un techo luminoso de rejilla para lámparas fluorescentes. Raíles electrificados que se han colocado tanto por el borde del techo luminoso como en disposición de cruz por dentro de la superficie del mismo. De este modo se puede complementar la iluminación a través de proyectores y bañadores de libre posición. Soporte de la iluminación son raíles electrificados instalados en el techo, formando dos rectángulos.

El rectángulo exterior lleva bañadores de pared para la iluminación uniforme de las paredes; en el interior se han montado proyectores para la iluminación acentuada de esculturas. Debido a la disposición no regular de bañadores de pared para lámparas halógenas incandescentes y fluorescentes compactas, se pueden conseguir diferentes niveles luminosos y calidades de luz en la pared. Gracias al colaborador Tomas Matias Rodriguez por enviarnos este material para ser publicado.  [ Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com ].

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Iluminacion en museos galeria. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/articulos/iluminacion-museos-galeria.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto