Sistemas constructivos compuestos



Sistemas constructivos compuestos.

Sistemas constructivos compuestosPartiendo del criterio de construcción compuesta como la combinación de dos materiales en una unidad estructural, aprovechando al máximo las características de cada uno de ellos, existen combinaciones múltiples como son: acero y hormigón, madera y hormigón, hormigón prefabricado y hormigón colocado en obra, madera y acero, entre otras.

A pesar de las ventajas que ofrece, la utilización de la construcción compuesta se reporta escasamente en nuestro país, siendo una de las causas la falta de conocimientos sobre las posibilidades reales y ventajas de su utilización. Otras de las razones es el predominio general de las estructuras de hormigón sobre las metálicas subvalorándose el beneficio que reporta acortar los plazos de ejecución al facilitarse la comodidad y rapidez en el montaje.

En la mayoría de los países desarrollados, la solución de entrepisos y cubiertas con losas compuestas es una de las más empleadas. La producción mundial de este tipo de losas es de millones de metros cuadrados al año. En el caso específico de Cuba se han realizado valiosas investigaciones sobre las estructuras compuestas de acero y hormigón encaminadas a establecer los documentos técnicos normativos propios relacionados con esta temática (referenciar tesis de Luis y de Larrua así como las normas de EST. Compuestas). Teniendo en cuenta lo anterior en el trabajo se usaron expresiones de las normas existentes, además se consultaron documentos de otros países.

El sistema constructivo propuesto presenta las ventajas tales como:  Los plazos de ejecución se reducen considerablemente, la lámina perfilada tiene gran resistencia y ligereza, lo que hace posible la reducción del peralto de las vigas de entrepiso o cubierta, permitiendo un menor peso de la estructura y ahorros en el costo de la estructura de acero.

– Por otra parte, con vigas de menor peralto disminuyen la altura de cada piso y total del edificio, con el consecuente ahorro de recubrimientos exteriores y de instalaciones verticales.


– la lámina sirve de plataforma de trabajo y como refuerzo de tracción total o parcial y de encofrado permanente para la losa de hormigón, evitándose los trabajosos encofrados de madera.

– su ligereza facilita su manipulación y transportación y el propio perfil de la lámina puede usarse para conductores eléctricos, de comunicaciones o de otros tipos.

– el aligeramiento de las vigas y el menor peso total de la estructura permiten utilizar columnas de dimensiones menores y se disminuye el costo de la cimentación.

– buen aislamiento térmico y acústico.

– rapidez y facilidad durante la colocación de las instalaciones eléctricas y sanitarias.

– rapidez en el montaje.

– Lograr un incremento general de la capacidad de carga y rigidez y por tanto el ahorro de acero. No obstante, tiene como desventaja la dificultad para alcanzar una adecuada capacidad de resistencia al fuego y que debe ser protegida para que resista los efectos atmosféricos. Esto puede resolverse con la colocación directa sobre la cara inferior de la lámina de productos a base de asbesto, mica y amianto u otros tratamientos.

También se puede señalar, que producto de su ligereza, el viento las puede mover de su posición definitiva en la etapa de construcción, por lo que deben fijarse a las vigas de apoyo a través de los propios pernos conectores, soldaduras u otros medios. En la Resolución Económica del V Congreso del PCC se plantea la necesidad de la introducción de los avances científico técnicos y el desarrollo de las técnicas más modernas para la elaboración de los proyectos, así como lograr el acortamiento de los plazos de elaboración de estos sin deterioro de su calidad.

Por otra parte, argumenta la racionalización de las soluciones de proyectos, con el fin de reducir las áreas, el peso y el volumen de las obras. En la actualidad se reporta el uso en el mundo de diversos sistemas constructivos que utilizan como elemento metálico principal vigas de alma llena o de celosías, conectadas con una losa de hormigón armado que puede apoyarse directamente en las vigas o unirse para trabajo conjunto a una lámina perfilada de acero mediante conectores que posee esta última, la cual sirve a su vez de encofrado permanente y como refuerzo de tracción total o parcial de la losa.

El sistema de losa y lámina puede unirse en los apoyos a la viga metálica mediante conectores para lograr también el trabajo conjunto a lo largo del eje de la viga. En este último caso se logra el trabajo conjunto hormigón-acero en los sistemas lámina-losa y viga-lámina-losa.  Debe diferenciarse lo anterior del caso de losa apoyada sobre vigas sin el empleo de elementos de unión, en el cual la losa distribuye transversalmente las cargas sobre las vigas, pero no contribuye en la transmisión longitudinal de esfuerzos, cuestión que se logra cuando la losa esta obligada a deformarse longitudinalmente por elementos de acero embebidos en el hormigón y soldados en la viga metálica.

Internacionalmente son reconocidas las ventajas que proporciona el empleo de este tipo de estructuras, tales como, mayor capacidad de carga y mayor rigidez, reducción del peralto de las vigas y ahorro de acero.  Las estructuras compuestas que emplean hormigón y acero como materiales componentes surgieron alrededor de los años 1920. Por las ventajas de esta tipología estructural estas se fueron difundiendo y diversificando. Primeramente surgen los entrepisos compuestos de vigas de acero y losa sólida de hormigón; más tarde surge el sistema de piso compuesto de viga y losa en presencia de lámina de acero colaborante.

Los primeros usos de los sistemas de pisos compuestos fueron en la construcción de puentes y posteriormente se introdujo su uso en edificaciones. Son varias las ventajas de esta tipología estructural, que llevan implícito un sustancial ahorro económico. De sus ventajas podemos citar las siguientes: permiten aligerar considerablemente las estructuras; se logran secciones muy rígidas y resistentes, por lo que permiten salvar grandes luces entre apoyos; se logra un elevado ahorro de madera y encofrado y más aún cuando se utiliza la sección viga losa en presencia de lámina.

Se reduce además la fuerza de trabajo necesaria para el proceso constructivo; facilitan la construcción y montaje por lo que se logra un mayor avance físico en la ejecución de las obras con respecto a sistemas más tradicionales; se logran facilidades para en montaje de instalaciones eléctricas e hidráulicas, etc. Gracias al colaborador Alfredo Pérez García por enviarnos esta interesante información.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Sistemas constructivos compuestos. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de https://www.arqhys.com/construccion/sistemas-constructivos-compuestos.html.





Canales.


Nosotros | Política de Privacidad | Contácto